La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Nueve viajes en tren para descubrir los paisajes más épicos del mundo

Al atravesar paisajes tan espectaculares como el interior de Australia y los parques nacionales de Zimbabue, uno se da cuenta de que el viaje es tan importante como el destino.

Por Everett Potter
Publicado 22 ago 2022, 13:45 CEST
El Glacier Express atraviesa el viaducto de Landwasser en los Alpes suizos, uno de los muchos ...

El Glacier Express atraviesa el viaducto de Landwasser en los Alpes suizos, uno de los muchos puntos destacados de un épico viaje en tren por Suiza.

Fotografía de Olaf Protze, Getty Images

Después de tres décadas de viajes en tren por todo el mundo (la China rural, los Alpes suizos, las selvas latinoamericanas), todavía me emocionan los viajes clásicos en tren. Por ejemplo, el Canadian, en el que los pasajeros pueden pasar unos días observando el paisaje rural desde Toronto a Vancouver a través de vagones con cúpula de cristal. Desde los campos de trigo hasta las escarpadas Montañas Rocosas, pasando por los espesos bosques de las Montañas de la Costa, es una de las rutas más sorprendentes del mundo.

El viaje en tren ofrece una atractiva alternativa a las molestias de los vuelos y los viajes por carretera. Atravesar paisajes maravillosos (a veces con todas las comodidades de un hotel sobre ruedas) hace que el viaje sea tan agradable como el propio destino. Viajar en tren también es ideal para las familias, ya que les permite conectarse sin estrés y sin distracciones.

Desde Australia hasta Zimbabue, hay un montón de viajes estelares por todo el mundo. He aquí nueve viajes en tren que merecen la pena y que nadie debería perderse.

(Relacionado: De costa a costa: 72 horas en un tren al lejano oeste)

El canadiense

En The Canadian, los pasajeros pasan cuatro días inmersos en uno de los mayores viajes en tren de Canadá. El trayecto de 4400 kilómetros bordea el Escudo Canadiense, con las mejores vistas de este a oeste, desde Toronto a Vancouver.

Los vagones con cúpula de cristal del tren canadiense ofrecen vistas panorámicas de los impresionantes paisajes de Canadá.

Fotografía de Via Rail Canada

Desde el interior de los vagones originales de acero inoxidable de los años 50, los pasajeros contemplan el paisaje cambiante: los lagos de Ontario se disuelven en las praderas de Saskatchewan y Alberta, que se transforman en las elevadas Montañas Rocosas canadienses antes de que el paisaje se despliegue en la resplandeciente costa oeste de Vancouver.

El Canadian sale una vez a la semana de ida y vuelta. Las reservas de coches cama incluyen comidas en el vagón restaurante, y la clase Prestige ofrece alojamiento de tipo hotel con baño privado.

(Relacionado: Los mejores viajes en tren por Europa para familias)

El TranzAlpine

El TranzAlpine atraviesa la Isla Sur de Nueva Zelanda, recorriendo 223 kilómetros a lo largo del río Waimakariri y atravesando los Alpes del Sur entre Christchurch y Greymouth.

El TranzAlpine de Nueva Zelanda pasa por Springfield, un centro de transporte ferroviario establecido en la década de 1870.

La ruta de nueve horas ha sido muy popular desde que el tren empezó a funcionar como línea de pasajeros en 1987. Ahora, varias clases ofrecen múltiples formas de disfrutar del paisaje. Haciendo honor a su nombre, la clase Scenic tiene ventanas panorámicas y claraboyas, además de un espacio más amplio alrededor de los asientos que ayuda a abrir las líneas de visión en todo el vagón.

El vagón al aire libre, poco habitual en los trenes de pasajeros, permite a los viajeros respirar el aire fresco de los Alpes o sentir la niebla en los valles escarpados. Un audioguía añade historia y contexto a los paisajes abiertos que pasan a toda velocidad.

California Zephyr

Desde la Ciudad del Viento (Chicago) hasta San Francisco, el California Zephyr sube a las Rocosas y a Sierra Nevada antes de descender a la costa del Pacífico en su travesía de 2775 kilómetros por el corazón de América.

El California Zephyr en dirección este viaja hacia las Rocosas, entre Denver y Winter Park, antes de entrar en el túnel de Moffat, cerca de Rollinsville, Colorado.

Fotografía de Marc Glucksman, Amtrak

El California Zephyr funcionó por primera vez de 1949 a 1970 y fue resucitado en 1983 por Amtrak. Desde entonces, esta ruta escénica que une ciudades turísticas populares y la historia del ferrocarril y la fiebre del oro de Estados Unidos ha seguido siendo popular.

En el verano de 2021, Amtrak recuperó el servicio de comedor tradicional en seis de sus trenes nocturnos. Ahora los pasajeros del California Zephyr que compren habitaciones para dormir podrán sentarse a comer tres platos en mesas cubiertas de blanco, mientras viajan por el Oeste americano. Para una experiencia más envolvente, los pasajeros pueden dirigirse a los vagones Superliner, cuyas cubiertas acristaladas aprovechan al máximo las vistas del río Colorado y las imponentes paredes de los acantilados.

Tren a las nubes

Prepara la medicación para la altitud si te dispones a viajar en el Tren a las Nubes del norte de Argentina. La tercera línea ferroviaria más alta del mundo asciende hasta una altura de 4200 metros en la escarpada cordillera de los Andes, revelando impresionantes vistas del valle.

(Relacionado: Diez pintorescos viajes en tren por Estados Unidos)

El Tren a las Nubes de Argentina traslada a los viajeros a los Andes, convirtiéndose en una de las líneas ferroviarias más altas del mundo.

Fotografía de Marco Guoli

El tren turístico sólo va desde el pueblo de San Antonio de Los Cobres hasta el Viaducto de la Polvorilla, unos 17 kilómetros. Sin embargo, muchos viajeros lo convierten en una experiencia de un día de duración al comenzar su viaje en la provincia de Salta, repleta de viñedos, donde se suben a un autobús hasta San Antonio de Los Cobres. A partir de ahí, la línea de la vendimia recorre 13 viaductos, 29 puentes y 21 túneles, todo ello enmarcado en un paisaje andino de acuarela.

Expreso del Glaciar

A pesar de su nombre, el Glacier Express de Suiza circula a una velocidad de 38 kilómetros por hora. Ese ritmo más lento ayuda a destilar la experiencia alpina en ocho horas de picos nevados, prados de montaña y pueblos de cuento entre las lujosas ciudades turísticas de Zermatt y St.

A lo largo de los 300 kilómetros de recorrido, el tren serpentea por tres puertos de montaña, cruza 291 puentes y entra en 91 túneles. Entre los lugares de interés que no hay que perderse están el paso de Oberalp, cerca de Andermatt, donde el tren se eleva hasta su punto más alto entre las cimas de las montañas; el viaducto de Landwasser, que atraviesa espectaculares acantilados de piedra caliza; y el desfiladero del Rin, a menudo llamado el Gran Cañón de Suiza, donde se puede contemplar el río Rin de color aguamarina.

Los viajeros no pueden equivocarse con ningún asiento, pero por un precio adicional, la clase Excellence ofrece asientos de ventanilla única con vistas panorámicas y servicio de comedor de guante blanco durante todo el viaje.

El Orient Express

Los libros y las películas ayudaron a convertir el Orient Express en uno de los trenes de lujo más famosos del mundo. Pero tras muchos altibajos económicos, la línea se interrumpió en los años 90, y el tren (conocido entonces como Nostalgie-Instanbul Orient Express) fue abandonado en una estación de Polonia. Ahora, 141 años después de su debut en 1883, la icónica locomotora vuelve a la vida a tiempo para los Juegos Olímpicos de Verano de París, en 2024.

(Relacionado: Yiwu-Madrid: la ruta de tren más larga del planeta no es el Transiberiano)

Un vagón restaurante restaurado del Orient Express muestra los elementos Art Decó instalados después de la Primera Guerra Mundial, incluidos los paneles de cristal de Lalique y la carpintería de marquetería.

Fotografía de John Frumm, GTRES

El resucitado Orient Express incluye 17 vagones, la mayoría del tren original Nostalgie-Estambul. Los vagones han sido restaurados a su época de Art Deco, con la madera de marquetería de caoba, los paneles de cristal de Lalique, los alojamientos tipo hotel y el exterior azul noche forrado de oro por el que era conocido el tren.

Los itinerarios aún no se han anunciado, pero probablemente incluirán partes de la ruta original de París a Estambul. Hasta entonces, los pasajeros pueden probar el fino mobiliario de La Dolce Vita, el tren de 11 vagones propiedad de la misma empresa, Accor, que recorre Italia al estilo de los años 60, a partir de 2023.

(Fotogalería relacionada: Los mejores viajes en tren del mundo)

Expreso de Shongololo

Combinando safaris y viajes en tren de lujo, el Shongololo Express (llamado así por una palabra local que significa milpiés) serpentea a través de algunos de los famosos parques nacionales, humedales y ciudades históricas de África

Renovado en 2016, el Shongololo Express ofrece a los pasajeros la posibilidad de experimentar los safaris en el sur de África.

Fotografía de Rovos Rail

Tres itinerarios de varios días comienzan en la estación privada de Rovos Rail en Pretoria, Sudáfrica, antes de hacer paradas en Namibia, Sudáfrica, Mozambique, Eswatini y Zimbabue.

A bordo, los pasajeros se instalan en elegantes vagones de madera oscura renovados en 2016 con nuevas cortinas, alfombras y pinturas que adornan las cabinas. En la parte trasera, un vagón de observación ofrece ventanas del suelo al techo en tres lados y un balcón al exterior.

Palacio sobre ruedas

Adornado con seda y lujosos adornos, Palace on Wheels ofrece una visión del estilo de vida de los antiguos gobernantes reales mientras recorre Rajastán, uno de los estados más emblemáticos de la India.

Un asistente prepara una mesa para los comensales en el vagón restaurante a bordo del Palace on Wheels, un tren de lujo antes conocido como Royal Rajasthan on Wheels.

Fotografía de Vijay Mathur, Reuters

El viaje, de una semana de duración, comienza y termina en Nueva Delhi y sigue una ruta en forma de ocho a través de nueve ciudades, entre ellas Jodhpur, Udaipur y Agra. Las paradas en el camino permiten a los viajeros visitar templos históricos, fortalezas, parques nacionales y lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, como el Taj Mahal.

A bordo, 14 cómodos coches hacen referencia a algunos de los 23 estados principescos que componían la región, conocida entonces como Rajputana. Los pasajeros pueden elegir entre alojamientos de lujo y superlujo, que ofrecen doble cama  o cama doble, respectivamente.

El Ghan

No hay mejor manera de explorar el interior de Australia que en el Ghan. Este tren histórico, que lleva el nombre de los camelleros afganos que ayudaron a explorar la inmensa sabana a finales del siglo XIX, atraviesa el "Centro Rojo" de Australia desde Darwin, en el semiárido Territorio del Norte, hasta la cosmopolita Adelaida, en el sur. En total, el Ghan recorre 1.850 millas, en unas 54 horas, con paradas en Katherine, Alice Springs y Cooper Pedy.

El tren Ghan lleva a los viajeros por el interior de Australia, con excursiones opcionales para hacer senderismo y visitas turísticas.

Fotografía de The Ghan

Aunque resulta tentador alojarse en las lujosas habitaciones de The Ghan, es difícil dejar pasar las excursiones incluidas, como los paseos por los parques desérticos de Katherine. Por un precio adicional, los viajeros pueden optar por experiencias privadas. ¿Una opción excepcional? Una excursión en helicóptero sobre el monolito de piedra arenisca de color óxido, Uluru, en Alice Springs.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Así son las elegantes estaciones de metro de Moscú
Viaje y Aventuras
Viajando en tiempos de pandemia: la tecnología viene al rescate
Viaje y Aventuras
Tramontana: Palacio del viento
Viaje y Aventuras
El mejor refugio de bienestar para conectar contigo mismo
Viaje y Aventuras
Vecinos desconocidos, lo que no sabes de los productos de proximidad

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved