Los arrecifes de coral de la isla samoana de Upolu están muriéndose

La combinación del cambio climático, los ciclones y la actividad humana ha provocado muertes generalizadas de corales en la isla samoana de Upolu.

Thursday, June 18, 2020,
Por Nick Lunn
Los arrecifes de coral de la isla samoana de Upolu están muriéndose
Los arrecifes de coral de la isla samoana de Upolu están muriéndose

Los arrecifes de coral corren grave peligro. En todo el mundo, las colonias de estas criaturas carbonosas han sufrido graves pérdidas provocadas por el cambio climático, el calentamiento marino acelerado y las actividades humanas como la sobrepesca y la contaminación del agua.

A partir de 2016, un equipo de investigadores patrocinado por la Tara Expeditions Foundation se dispuso a estudiar los remotos arrecifes que rodean la isla más poblada de Samoa, Upolu, en el Pacífico sur, a unos 4100 kilómetros al sudoeste de Hawái. Creían que su ubicación alejada de grandes centros urbanos y factores estresantes antropogénicos se traduciría en que los corales estarían a salvo de algunos de los efectos más devastadores.

Por desgracia, descubrieron más de lo mismo.

En un estudio publicado en abril de 2018 en la revista Marine Pollution Bulletin, el equipo describió escenas similares de corales muertos y moribundos en sus reconocimientos de 124 arrecifes.

En la mitad de los sitios examinados, los corales vivos poblaban menos del uno por ciento de un arrecife. En el 80 por ciento de los sitios samoanos, los corales vivos estaban por debajo del 10 por ciento. Los científicos estiman que estos arrecifes podrían haber estado cubiertos de entre un 60 y un 80 por ciento de corales vivos, y los cementerios de corales fallecidos hace poco sugieren que gran parte de las muertes se produjeron en el pasado reciente.

Asimismo, los peces de dos especies hallados en los arrecifes eran un 10 por ciento más pequeños que los individuos de las mismas especies de las islas cercanas y los hallaron en bancos más pequeños.

Los investigadores creen que una combinación de daños físicos por los ciclones tropicales, el cambio climático y las actividades locales ha sido la responsable de la grave situación de los corales.

Upolu se ha visto afectada en varias ocasiones por ciclones tropicales e incluso tsunamis en los últimos años, lo que puede provocar daños físicos a los corales. Las lluvias torrenciales de los ciclones y las tormentas intensas arrastran sedimentos y contaminantes de la tierra al mar, lo que estresa más a los corales y los hace más susceptibles a los efectos del calentamiento marino. E incluso en una isla remota como Upolu, ese efecto puede verse agravado por la erosión del suelo debido a la agricultura y a la tala rasa.

Por otra parte, la sobrepesca en los arrecifes altera el delicado equilibrio ecológico, lo que disminuye la cantidad de peces que ayudan a que crezca el coral comiéndose las algas y los pastos del lecho marino.

Pese a todo esto, el equipo sí halló un rayo de esperanza: encontraron una mayor cobertura de corales vivos en dos lugares que se encuentran dentro de áreas marinas protegidas, una señal de que con una gestión y cuidados adecuados es posible ayudar a los arrecifes estresados a sobrevivir.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

ver vídeos

Medio Ambiente1:25

El agua turbia podría ser buena para los arrecifes de coral