España, puerta de entrada para el tráfico ilegal de especies

España es el país donde se incauta un tercio del tráfico mundial de pieles de reptil y donde las mafias chinas trafican con los más 7.000 kilos de angulas europeas capturadas ilegalmente, situación que genera un grave problema de conservación.

Publicado 26 jun 2018 16:43 CEST, Actualizado 14 oct 2021 15:31 CEST
tortugas
Las tortugas se cuentan entre los reptiles más codiciados por los coleccionistas.
Fotografía de WWF

Cada año, millones de animales salvajes son capturados en sus hábitats naturales o criados de forma ilegal para acabar como mascotas, comida exótica, souvenirs de recuerdo de tus vacaciones, cosmética o falsos medicamentos. El tráfico de animales salvajes se encuentra en el tercer puesto de crimen organizado a nivel mundial, detrás de las drogas y las armas y nuestro país es la puerta de entrada a Europa, cuyas medidas aún se sitúan lejos de convertir esta lacra en la prioridad medioambiental que exigen sus cifras.

Atendiendo al World Wide Crime Report 2020, informe realizado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), "la explotación de la naturaleza por los humanos ha llevado a la pérdida de biodiversidad y empeoramiento de la crisis climática. También es una amenaza para la salud humana, como lo destaca la pandemia de COVID-19". Tres cuartas partes de todos las enfermedades infecciosas emergentes  son zoonóticas, según las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Así lo afirman también las cifras del informe El negocio de la extinción en España, presentado en 2018 en la sede española de la organización conservacionista WWF y que refleja el relevante papel de nuestro país como importador y exportador de fauna silvestre en un negocio que genera hasta 20.000 millones de euros anuales.

El estudio, que recoge los datos sobre el comercio legal y tráfico ilegal de especies entre 2006 y 2015, revela que España desempeña un papel fundamental en el comercio internacional de especies debido a su estratégica situación geográfica como puerta de entrada para las mercancías procedentes de África e Iberoamérica.

 

Los colmillos de marfil son uno de los más deseados trofeos de caza. En España destaca un pico en 2009 provocado por la incautación de 546 piezas de elefante.

Especies amparadas por el convenio internacional CITES

Sólo durante esos diez años, a España se importaron casi cinco millones de especies acogidas al Convenio Internacional CITES contra el tráfico de especies protegidas. CITES es la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, también conocida como el Convenio de Washignton. CITES incluye en la actualidad a más de 37.000 especies de animales y plantas.

Botas confeccionadas con piel de reptiles protegidos.
Fotografía de WWF

El robo de angulas españolas

Una de las mayores preocupaciones de los conservacionistas se centra en el tráfico de anguilas en su fase temprana de desarrollo (angulas) capturadas ilegalmente en España. Las crías de anguila son extraídas de forma ilegal en España para después iniciar un viaje de miles de kilómetros hasta los arrozales chinos, donde las engordan para su posterior consumo.

A pesar de que el informe sólo recoge un total de 20 kilogramos de angulas incautados entre 2005 y 2012, los conservacionistas han asegurado que el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) ha desarticulado distintas redes mafiosas chinas y ha intervenido más de 7.000 kilos de angulas. La gran demanda de estos peces en China hace que por un kilo de angulas se llegue a pagar 1.500 euros.

Luis Suárez, responsable del programa de especies de WWF España, señaló que “en la península ibérica sólo queda el 5 % de la anguila europea”, un dramático retroceso para una especie que antes aseguraba la obtención de “70 toneladas anuales de angula en la Albufera de Valencia”, pero que en 2015 cayeron hasta las tres toneladas. 

Recientemente, en junio de 2021, la organización FishSec publicaba un informe evaluando el grado de cumplimiento en la Unión Europea de la obligación de respetar una veda de tres meses consecutivos en el periodo de migración de la anguila para favorecer su escape y reproducción. "La Unión Europea todavía no está protegiendo estas especies tan vulnerables", declararon.

"Los resultados muestran un cumplimiento dispar entre los diferentes países", afirma WWF. "Sobre España, el informe aplaude el cierre de las pesquerías de anguila en Andalucía desde hace más de una década. Su relevancia se debe a su situación estratégica para la salida de los ejemplares residentes en los ríos y humedales mediterráneos, que parecen ser un importante reservorio para la especie, por el Estrecho de Gibraltar, en su camino hacia el área de reproducción". 

Un grupo de anguilas adultas.
Fotografía de Ipac Acuicultura

En España se incautan un tercio del las pieles ilegales de reptil 

Después de la seria amenaza para la biodiversidad que refleja el tráfico de una especie en concreto en España, el grupo de los reptiles es en general el más explotado al representar casi la mitad de las incautaciones. La mayor parte son pieles de caimanes, pitones y varanos, de uso común por la industria peletera. Según el informe, España es el principal país de destino de pieles de reptil de mundo (31 %), por delante de Singapur (16 %).

Estas pieles incautadas corresponden a las mismas especies para las que se conceden autorizaciones de importación y exportación legal, por lo que parte de estas pieles de contrabando pueden acabar siendo usadas por la industria peletera, es decir, “se blanquean”. Entre las incautaciones de animales destinados servir como mascotas, destaca la tortuga mora que se sustrae viva del norte de África.

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, junto al responsable del programa de especies de dicha organización, Luis Suárez, durante el acto de presentación del informe El negocio de la extinción en España 2018.

Fotografía de Manuel Moncada Lorén

Graves carencias en la lucha contra el tráfico ilegal

“España es un país cómodo para los traficantes de especies” ha asegurado Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, aunque en su opinión el “desplome de la biodiversidad es un problema de seguridad mundial”. 

La organización conservacionista ha denunciado que a pesar de que en España se registra un importante tráfico de especies, el país adolece de centros de rescate acondicionados a las necesidades de los animales incautados.

La falta de medios y de apoyo institucional impiden ofrecer una respuesta rápida: “Así como el reciclaje sí que cuenta con apoyo de las instituciones, la defensa de la biodiversidad no está en la agenda política”, ha señalado el responsable del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Entre las propuestas de los conservacionistas para luchar contra el tráfico ilegal de especies en España, destaca el aumento de recursos humanos y económicos para el Plan de Acción Español Contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres, cercar mediante la investigación a las redes criminales y desarrollar programas de educación ambiental y sensibilización para la sociedad civil.

 

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Descubren más de 200 animales disecados de especies protegidas en Alicante
Animales
Los tiburones y rayas del Mediterráneo se encuentran en peligro extremo
Animales
Identificado el cazador que mató a un lince ibérico con cuatro crías al “confundirlo con un zorro”
Animales
Cinco tigres rescatados de un circo tras ser retenidos en la frontera de Bielorrusia llegan a España
Animales
Incautan un alijo de escamas de más de 38.000 pangolines en Singapur

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved