Maestros del disfraz: los mejores camuflajes de la naturaleza

El camuflaje es complicado. Se presenta en múltiples estilos, y algunos animales utilizan más de uno para engañar a los depredadores.

Un zorro rojo acecha camuflado en los bosques otoñales del Parque Nacional del Gran Paradiso, en Italia. Los animales han desarrollado formas de camuflarse en su entorno, una táctica que les ayuda a mantenerse a salvo o a acercarse sigilosamente a sus presas.

Fotografía de Stefano Unterthiner, Nat Geo Image Collection
Por Redacción National Geographic

Este artículo se publicó originalmente el 28 de marzo de 2017 y ha sido ampliado y actualizado el 4 de agosto de 2023.

El camuflaje, también conocido como coloración críptica, es común entre los animales, que lo utilizan para mimetizarse con su entorno. Este discreto movimiento les hace casi invisibles a posibles atacantes o casi indetectables para sus desprevenidas presas.

Tácticas de camuflaje

Hay distintos tipos de camuflaje, y algunos animales utilizan más de uno. Una de las tácticas más comunes es la combinación con el fondo. Puede ser tan simple como que el pelaje blanco de un zorro coincida con el color de la tundra ártica, o tan complejo como que un insecto hoja imite los movimientos de una hoja real.

Otra táctica es la coloración perturbadora, cuando los animales disfrazan su identificación y localización mediante patrones de color. Por ejemplo, la mariposa búho tiene lo que parecen ojos de búho en sus alas, lo que hace pensar a los depredadores que están mirando la cara de un búho en lugar del trasero de una mariposa.

En lugar de ocultar su identidad, algunos organismos, como la mariposa monarca, utilizan una coloración de advertencia, también conocida como aposematismo, para indicar a los depredadores que son muy tóxicas.

 

Un camaleón trepa por la corteza de un árbol, perfectamente camuflado en Madagascar.

Fotografía de Peter R. Houlihan, Nat Geo Image Collection

El mimetismo es otra táctica útil. Por ejemplo, la serpiente rey escarlata, que no es venenosa, imita los patrones de color de una mortífera serpiente coral para evitar el peligro.

El contraluz es una táctica utilizada por los animales con una mitad superior oscura y una mitad inferior clara. Cuando un tiburón, por ejemplo, se ve desde arriba, se confunde con el océano más oscuro que hay debajo, haciéndose invisible para pescadores y nadadores. Las presas tampoco se fijan en los tiburones cuando los miran desde abajo, ya que la parte más clara de su cuerpo se confunde con la superficie del agua.

En el camuflaje olfativo interviene el olor en lugar del color. Los animales pueden ocultar su propio olor o enmascararse con el olor de otra especie para evitar a los depredadores. Por ejemplo, la ardilla de tierra de California mastica piel de serpiente de cascabel hasta convertirla en una pasta y se la aplica en la cola para disuadir y confundir a las serpientes de cascabel.

Izquierda: Arriba:

Una rara polilla esfinge gigante descansa camuflada sobre un ciprés calvo al atardecer en Immokalee, Corkscrew Swamp Sanctuary, Florida.

Fotografía de Peter R. Houlihan, Nat Geo Image Collection
Derecha: Abajo:

Un caracol parásito llamado Phenacovolva rosea o caracol de huso dorado se camufla para adaptarse a su huésped coralino encontrado en aguas de la costa de Borneo, Indonesia.

Fotografía de Darlyne A. Murawski, Nat Geo Image Collection

Un caballito de mar pigmeo de Bargibant es casi imperceptible entre las ramas de un abanico marino de gorgonias en Indonesia.

Fotografía de GREG LECOEUR, Nat Geo Image Collection

¿Qué determina una táctica de camuflaje?

La táctica de camuflaje de un animal depende de varios factores. Por ejemplo, los animales con pelo utilizan tácticas de camuflaje diferentes a las de los que tienen plumas y escamas, ya que el pelo tarda semanas o meses en crecer y cambiar de color, mientras que las escamas y las plumas pueden mudar y modificar el color rápidamente.

Las criaturas que viven en grupo tienen tácticas diferentes de las que son solitarias. Por ejemplo, las rayas blancas y negras de una manada de cebras pueden crear un camuflaje que confunda a los depredadores.

Por último, el comportamiento o los rasgos físicos de un depredador ayudarán a determinar el método de camuflaje. Si el depredador es daltónico, por ejemplo, la presa no tiene por qué confundirse con su fondo.

Un estudio revela los mecanismos del camuflaje de las sepias
Un nuevo estudio examina los músculos, nervios y sustancias químicas que permiten que las sepias —animales emparentados con los calamares— cambien la textura de la piel, imitando a otros animales o su entorno. Cuando saca los pequeños bultos sobre su piel, denominados papilas, hay dos tipos de músculos implicados en la exhibición. Unos, los músculos estriados —como los músculos esqueléticos, como tu bíceps— ayudan a la sepia a sacar rápidamente las protuberancias espinosas. Los otros, similares a los músculos del intestino, parecen permitir que los bultos se queden fuera hasta una hora sin usar demasiada energía. Gonzales-Bellido y sus colaboradores también descubrieron que un segundo conjunto de nervios, no el cerebro, controla los músculos, lo que alude a una profunda conexión evolutiva con un circuito neuronal similar en los calamares.

¿Cómo se crea el camuflaje?

Hay dos formas de crear camuflaje: con pigmentos y con estructuras físicas.

Algunos animales, como los pulpos, tienen biocromos, pigmentos microscópicos que absorben y reflejan la luz para cambiar el color real del animal. Otros, como los osos polares, tienen estructuras físicas en el pelo que funcionan como prismas, dispersando la luz de todos los colores, lo que nosotros vemos como blanco.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved