¿Por qué las serpientes, los insectos y otras criaturas mudan de piel?

Para crecer o deshacerse de los parásitos, muchos animales necesitan mudar. He aquí las numerosas y fascinantes formas en que se produce.

Muchos insectos, como el katydid del arbusto de Scudder, necesitan mudar como parte de su crecimiento.

Muchos insectos, como el katydid del arbusto de Scudder (arriba), necesitan mudar como parte de su crecimiento.

Fotografía de George Grall, Nat Geo Image Collection

Cuando tienes un exterior duro, sólo hay una manera de crecer: mudar la piel.

Los artrópodos, el grupo de animales más abundante en la Tierra, poseen todos una cubierta exterior dura llamada exoesqueleto, que les protege de los depredadores y sostiene sus cuerpos. Desde el caparazón de un cangrejo hasta el brillante lomo de una mariquita, los exoesqueletos tienen muchas formas y tamaños, pero la mayoría están hechos del mismo material fibroso: la quitina.

Cuando un artrópodo joven está listo para crecer, las hormonas hacen que su piel comience a mudar, un proceso conocido como ecdisis. La capa exterior del exoesqueleto, la cutícula, y la capa inferior, la epidermis, comienzan a formar una nueva cutícula de sustitución. A continuación, el animal toma mucho aire, lo que desplaza el líquido alrededor de su cuerpo para romper una sutura, una zona debilitada del exoesqueleto.

Las cucarachas, por ejemplo, "se parten por la mitad del lomo" y "salen en 20 minutos o menos", dice Andrine Shufran, entomóloga de la Universidad Estatal de Oklahoma. 

(Relacionado: Fotogalería: Las víboras que habitan España

Tras la muda, muchos insectos (en la foto, una mariquita naranja) son vulnerables a los depredadores hasta que su exoesqueleto se endurece.

Los crustáceos acuáticos, como los cangrejos, toman agua, lo que ejerce presión sobre la costura que recorre su cuerpo. Esto les hace salir de sus viejos caparazones, como si fueran cartas que salen de sobres con la forma de la carta.

Como los crustáceos mudan de una sola pieza, "se pueden encontrar pequeñas y perfectas pieles vacías de todos los tamaños de cangrejos y cangrejos de herradura, por ejemplo, esparcidas por una playa", dice por correo electrónico Christine Simon, bióloga evolutiva de la Universidad de Connecticut (Estados Unidos).

Los arácnidos, como las tarántulas y los escorpiones, tienen menos flexibilidad, por lo que "les arrancan la cabeza y luego lo sacan todo por ese agujero", dice Shufran.            

Sigue la cola

Las tortugas sólo salen de su caparazón en los viejos dibujos animados. En la vida real, el caparazón de una tortuga forma parte de su esqueleto y está compuesto por "unos 50 huesos dispuestos como un intrincado diseño geométrico", dice Jeffrey E. Lovich, ecólogo investigador del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Encima de ese caparazón óseo hay escudos, placas superpuestas hechas de queratina. Las tortugas mudan sus escudos como lo harían con la piel, lo que puede ayudar a los reptiles a deshacerse de la acumulación de algas en sus caparazones o permitir que el caparazón crezca, dice Lovich.

(Relacionado: ¿Qué pasaría si desaparecieran las tortugas?)

Sin embargo, no todas las especies de tortugas mudan, y el momento en que lo hacen puede variar, dice Whit Gibbons, ecologista y profesor emérito de la Universidad de Georgia que, junto con Lovich, es coautor de Turtles of the World: Una guía para cada familia.

Por ejemplo, las tortugas pintadas mudan sus escudos en una semana, mientras que las tortugas deslizantes pueden mudar sus escudos en el transcurso de un año, dice Gibbons.

Cuando una lagartija está preparada para mudar, suele tener un color apagado, los ojos nublados y empieza a contonearse. Para hacer el primer desgarro en su piel, el animal se frota contra una roca u otra superficie con textura. Con el tiempo, el lagarto se abrirá paso, dejando una piel muerta que a menudo se parece a una media de nylon, dice Lovich. (Lea cómo funciona la metamorfosis).

Aunque la piel desechada no tiene color, se puede distinguir una especie de serpiente o lagarto observando los patrones de la piel, dice Gibbons.

(Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre una víbora, una serpiente y una culebra?)

Es posible identificar una especie de serpiente por su piel desprendida (en la imagen, una piel de culebra de Esculapio).

Fotografía de Ingo Arndt, Nature Picture Library

"Es como una copia en blanco y negro", dice Gibbons. La serpiente rey escarlata, por ejemplo, tiene llamativas bandas rojas, amarillas y negras que aparecen en su piel mudada en varios tonos grises. Otros factores, como el tamaño de la piel mudada o el tipo de escamas, pueden revelar de qué especie de serpiente procede.

La piel mudada puede incluso indicar la ubicación de su anterior propietario. Fíjate en la cola, dice Gibbons: "Señala a dónde fue la serpiente".

(Relacionado: Por qué los animales desarrollaron cuatro tipos de esqueletos).

Beneficios más allá del crecimiento

La muda de piel también libra a los animales de los ectoparásitos (organismos que viven en la piel del huésped). Por ejemplo, cuando algunas salamanquesas australianas se deshacen de su piel, también se desprenden de ácaros potencialmente dañinos.

Algunos lagartos y ranas se comen la piel que desprenden, lo que se conoce como dermatofagia. Los insectos, como las cucarachas silbadoras de Madagascar, también se alimentan de sus antiguos exoesqueletos.

"Es bueno ocultar cualquier evidencia de que estás cerca", dice Shufran, "pero también es una forma de conservar toda la energía que ya has puesto en tu existencia anterior".

Tras la muda, la piel del animal puede tardar desde menos de media hora hasta varias horas en endurecerse, tiempo durante el cual es vulnerable a las heridas o a la depredación. Las langostas americanas hembras se trasladan a la madriguera de un macho, mudan y luego se aparean con él, que entonces vigila a las vulnerables hembras durante varios días.

Eso es lo que ocurre cuando se sale del caparazón.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
¿Por qué no es roja la sangre de muchos animales?
Animales
¿Cuál es la diferencia entre una serpiente, una víbora y una culebra?
Animales
¿Puede una serpiente reconocerse en el espejo?
Animales
Víboras ibéricas: las tres especies de serpientes venenosas que habitan en España
Animales
Un grupo de mangostas se enfrenta a una serpiente

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved