Los genes de los leones de las cavernas podrían frenar el desplome de las poblaciones de este gran felino

El análisis genómico de leones de las cavernas de hace 30.000 años ha descifrado la jerarquía ancestral de los linajes que han llegado hasta la actualidad, iluminando la historia evolutiva y el futuro de los leones.

martes, 5 de mayo de 2020,
Por Cristina Crespo Garay, National Geographic
Un equipo de investigación ha combinado el análisis de ejemplares de hace 30.000 años con el análisis ...

Un equipo de investigación ha combinado el análisis de ejemplares de hace 30.000 años con el análisis de ejemplares modernos para descifrar la jerarquía ancestral de las subespecies y los linajes que han llegado hasta la actualidad.

Fotografía de MELISSA GROO, NAT GEO IMAGE COLLECTION

El rey de la selva, antiguamente una de las especies de mamíferos más extendidas  del planeta, está hoy en grave peligro. En los últimos doscientos años, las poblaciones de leones han disminuido en un 90% y ha reducido su hábitat de grandes extensiones a lo largo de África, América y Eurasia a tan solo pequeñas zonas del sur y el este de África, así como pequeñas poblaciones que persisten en África central, occidental y en la península de Kathiawar, India.

A pesar de que esta especie se ha visto reducida a la mitad respecto a hace tan solo 25 años  y de estar catalogada como vulnerable en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), hasta ahora su historia evolutiva y las posibles causas de las extinciones de algunas de sus poblaciones a lo largo de la historia no habían sido estudiada en profundidad.

Ahora, un equipo de investigación ha obtenido nuevas pistas genéticas a raíz del análisis de los genes del león de las cavernas, que deambulaba hace 30.000 años desde España hasta Eurasia y hasta los actuales Alaska y el Yukón. Especies como el león americano, más grande que los leones africanos y los tigres dientes de sable, habitaba en toda América del Norte y probablemente en zonas de América del Sur.

África, Oriente Medio e India estaban también pobladas de diferentes felinos de diversos tamaños y apariencias, pero la mayoría de estas subespecies se han extinguido desde entonces. Ahora, con el estudio de los genes de estos animales comparados con ejemplares del león moderno, los científicos han logrado arrojar luz sobre la jerarquía ancestral de las subespecies de leones y los linajes que han llegado hasta la actualidad.

Publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), el trabajo proporciona información clave para el desarrollo de planes de conservación y protección de las mermadas poblaciones actuales de esta especie en peligro de extinción.

Datos genómicos de 20 especímenes

Este nuevo estudio, realizado por investigadores del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), un centro mixto de la Universidad PompeuFabra y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y del GLOBE Institute, de la Universidad de Copenhague, ha utilizado el poder del ADN antiguo y el análisis de genomas completos para descifrar la historia evolutiva de este gran felino.

Marc de Manuel, investigador postdoctoral del IBE y Ross Barnett del GLOBE Institute, ambos primeros autores del estudio, secuenciaron muestras paleontológicas de leones de museo y permafrost (de hasta 30,000 años), junto con muestras modernas de leones vivos para entender cómo evolucionaron y se propagaron los leones históricos.

Leones 101
¿Cuánto comen los leones? ¿Cuándo empiezan a rugir? Descubre cuántos kilos de carne pueden devorar, a qué edad emiten su primer rugido y cuál es su situación de conservación.

«Fue increíble trabajar con muestras de leones de las cavernas de 30.000 años y obtener todo el genoma del animal», comenta Barnett. Además de los datos genómicos de dos leones extintos de las cavernas (Panthera leo spelaea) de 30.000 años de antigüedad conservados en permafrost en Siberia y el Yukón, los investigadores han analizado 20 especímenes más, entre los que se incluyen seis leones modernos de África e India y doce leones de poblaciones extintas de África y Oriente Medio (Panthera leo leo y Panthera leo melanochaita) que vivieron entre 15 y 20 siglos atrás.

Un ancestro común con el león de las cavernas

Los datos obtenidos de este análisis han revelado que los leones modernos compartieron un ancestro común con el león de las cavernas - que vivió en el Pleistoceno  hace más de 500.000 años – y, además, que los dos linajes no se hibridaron posteriormente.

«Es sorprendente que no encontráramos evidencias de intercambio genético entre los leones de las cavernas y ninguna de las poblaciones de leones actuales, sobre todo teniendo en cuenta lo habitual que es la hibridación entre otras especies de felinos », afirma Marc de Manuel.

La razón de que estas especies no se apareasen pudo estar, además de en los factores geográficos, en que los leones de las cavernas no tenían crines, algo que las leonas africanas reconocen como un factor de apareamiento importante en la especie.

Por otro lado, el estudio también ha revelado que los leones modernos provienen de dos linajes distintos que divergieron hace 70.000 años. Los leones de la India muestran una ausencia de diversidad genética, «posiblemente debido al reducido tamaño de las poblaciones de leones en este país en la historia reciente», afirman. «También confirma que los leones indios de hoy en día son nativos de la región y no fueron traídos de África durante la época pre colonial».

Futuro en la historia evolutiva del león

Por tanto, estas conclusiones colocan este trabajo como una fotografía completa de la compleja historia evolutiva del león, mostrando las relaciones entre diferentes poblaciones geográficas modernas e incluso poblaciones extintas.

«Cada vez tenemos más evidencias genómicas de muestras del pasado, que combinadas con otras disciplinas, como por ejemplo la historia, iluminan hechos que de otra manera serían mucho más difíciles de resolver», comenta Tomàs Marquès-Bonet, director del IBE e investigador ICREA.

En esta línea, este trabajo sugiere también que los leones de África Central, en peligro crítico con una población de tan solo cuatrocientos, pueden estar más estrechamente relacionados con los leones de África Oriental y Meridional. Aunque se necesita más trabajo para confirmar este hallazgo, podría ser una posibilidad a explorar para la reintroducción de la especie en África Central.

«Este trabajo muestra cuánto ha avanzado la tecnología para el ADN antiguo en la última década y cómo la genómica del pasado puede ayudar en la conservación del futuro», afirma Barnett.

Además de contribuir a la comprensión de la historia de los leones, los resultados de este estudio pueden brindar información crítica para alejar de la extinción la evolución del león moderno, así como «arrojar luz en el desarrollo de planes de conservación y protección de la diversidad de esta especie cada vez más vulnerable», concluye Marquès-Bonet.

Seguir leyendo