Un médico comprueba la salud de una madre embarazada en Matagalpa, Nicaragua

7 innovaciones muy simples que podrían salvar a millones de madres y bebés

Según un nuevo informe de la Fundación Gates, los avances mundiales en la lucha contra la mortalidad materna se han estancado. Pero estas intervenciones (desde suplementos hasta antibióticos) podrían cambiar la situación.

Un médico comprueba la salud de una madre embarazada en Matagalpa, Nicaragua. Casi 800 mujeres mueren cada día durante el parto y los expertos afirman que los esfuerzos mundiales para frenar esas muertes se han estancado.

Fotografía de Kike Calvo, Nat Geo Image Collection
Por Amy McKeever
Publicado 13 sept 2023, 12:27 CEST

El parto sigue matando a demasiadas mujeres y bebés en todo el mundo, pero millones de esas vidas podrían salvarse aplicando siete innovaciones sencillas y asequibles, según un nuevo informe sobre mortalidad materna de la Fundación Bill y Melinda Gates.

En su séptimo informe anual Goalkeepers, que mide los avances mundiales hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, los investigadores muestran que el progreso hacia la erradicación de la mortalidad materna se ha estancado en todo el mundo desde que la pandemia de la COVID-19 desvió recursos de este objetivo crítico. Casi 800 mujeres siguen muriendo cada día durante el parto, y el 74% de las muertes infantiles se producen durante el primer año de vida del niño. Incluso en países de renta alta como Estados Unidos, las tasas de mortalidad materna están aumentando, sobre todo entre las mujeres negras.

"Cuando una madre muere durante el parto, el futuro muere con ella. Se trata fundamentalmente de seres humanos", declaró Mark Suzman, Director General de la Fundación Gates, en una conferencia telefónica para anunciar la publicación del informe.

Pero hay esperanza. El informe de la Fundación Gates esboza siete intervenciones que podrían salvar hasta dos millones de madres y bebés para 2030. Aunque algunas de estas estrategias nacen de la investigación y la tecnología de vanguardia (como las ecografías con inteligencia artificial), la mayoría son sorprendentemente sencillas.

(Relacionado: Pseudociesis : entendiendo la ciencia (y psicología) detrás de los embarazos fantasma)

1. Nuevas directrices para el tratamiento de la hemorragia posparto

Las hemorragias graves pueden matar a una mujer apenas horas después del parto y, por ello, la hemorragia posparto es la principal causa de mortalidad materna. Pero con demasiada frecuencia el personal sanitario subestima sistemáticamente la pérdida de sangre en las madres recientes (la hemorragia posparto se define generalmente como la pérdida de más de 47 centilitros de sangre en las 24 horas siguientes al parto).

En su lugar, el Informe Goalkeepers recomienda que las salas de partos sigan el ejemplo de las salas quirúrgicas y utilicen paños obstétricos calibrados (bolsas de plástico que recogen la sangre) para determinar con precisión cuánta sangre ha perdido una madre. "Es muy sencillo, pero es algo que no se ha implantado muy a menudo en las salas de partos", dice Rasa Izadnegahd.

Rasa Izadnegahdar, directora de descubrimientos y herramientas de salud materna, neonatal e infantil de la Fundación Gates.

Las directrices actuales para tratar la hemorragia posparto recomiendan administrar sucesivamente cinco tratamientos distintos, como el masaje uterino y los líquidos intravenosos. Pero un estudio publicado a principios de este año, financiado por la Fundación Gates, demostró que administrar estos tratamientos todos a la vez, en combinación con un paño obstétrico, reducía los casos de hemorragia grave en un 60%.

(Relacionado: Fumar durante el embarazo multiplica el riesgo del bebé de sufrir TDAH)

2. Probióticos, pero para bebés

Nuevas investigaciones también han arrojado luz sobre los riesgos a los que se enfrentan los recién nacidos y los niños menores de cinco años, que los hacen más vulnerables a enfermedades como la neumonía.

Uno de los principales riesgos que hacen que los recién nacidos y los niños menores de cinco años sean más vulnerables a enfermedades como la neumonía es la malnutrición, según datos facilitados por Child Health and Mortality Prevention Surveillance (CHAMPS), un programa de vigilancia sanitaria mundial financiado por la Fundación Gates.

El Informe Goalkeepers calcula que se podría salvar la vida de 300 000 bebés simplemente administrando a los recién nacidos suplementos probióticos que contengan bifidobacterias, que descomponen el azúcar de la leche materna y ayudan a los bebés a absorber los nutrientes de forma más eficaz. Las futuras madres también pueden dar a sus hijos una ventaja hacia un peso saludable al nacer y un microbioma intestinal saludable consumiendo estos suplementos al final del embarazo.

(Relacionado: La diferencia entre probióticos, prebióticos, postbióticos)

3. Mejores suplementos neonatales

Desde hace tiempo se recomienda a las futuras madres que tomen vitaminas neonatales con hierro y ácido fólico para mejorar la salud de sus hijos. Pero Izadnegahdar dice que ahora hay nuevas opciones en el mercado que son incluso más eficaces.

Conocidos en el ámbito de la salud pública como suplementos de micronutrientes múltiples, esta nueva generación de suplementos contiene 13 nutrientes adicionales, entre ellos vitaminas A, D, E y C, así como zinc y otros elementos.

No sólo se toleran mejor que los comprimidos de hierro y ácido fólico, que pueden provocar náuseas y estreñimiento, sino que se ha demostrado que reducen sustancialmente la probabilidad de que un bebé nazca prematuro y con bajo peso. "Sabemos que nacer con un peso elevado proporciona beneficios a lo largo de la vida", añade Izadnegahdar.

(Relacionado: Así puso de manifiesto la pandemia que las mujeres necesitan mejores médicos)

4. Hierro administrado por vía intravenosa

La anemia (cuando las personas carecen de suficientes glóbulos rojos sanos para transportar oxígeno al organismo) es otra de las principales causas de mortalidad materna. A menudo causada por una carencia de hierro, puede hacer que la mujer tenga más probabilidades de sangrar abundantemente y puede provocar infecciones y depresión posparto, afirmó en la conferencia telefónica Bosede Afolabi, obstetra e investigador de Lagos (Nigeria).

Aunque los suplementos de hierro podrían ayudar a las mujeres con casos más leves de anemia, hay otro tratamiento que ha demostrado ser aún más eficaz para las mujeres con anemia más grave: las transfusiones intravenosas, que aportan hierro al torrente sanguíneo de forma inmediata.

Es cierto que este método es más caro a primera vista que administrar suplementos de hierro por vía oral, afirma Afolabi, que está investigando este método con financiación de la Fundación Gates. Pero sostiene que es más rentable a largo plazo: un goteo intravenoso de 15 minutos proporciona el equivalente a tomar cuatro comprimidos al día durante cuatro semanas.

(Relacionado: Qué es la preeclampsia y por qué este nuevo test podría ser revolucionario)

5. Corticoides para prematuros de todo el mundo

Los bebés que nacen prematuramente suelen tener dificultades para respirar porque sus pulmones no han tenido tiempo de terminar de desarrollarse en el útero. La buena noticia es que ya existe un tratamiento de eficacia probada, dice Izadnegahdar: cuando una mujer muestra signos de parto prematuro, los médicos pueden administrar corticoides para ayudar a acelerar el crecimiento pulmonar del bebé antes de nacer.

Aunque este tratamiento es habitual en Estados Unidos y otros países de renta alta, el Informe Goalkeepers calcula que convertirlo en el estándar de atención en el África subsahariana y el sur de Asia podría salvar 144 000 vidas de aquí a 2030.

(Relacionado: Así afecta el calor extremo a las mujeres embarazadas)

6. Antibióticos para prevenir la sepsis

La sepsis (que se produce cuando el organismo tiene una reacción extrema y peligrosa a una infección) es otra de las principales causas de mortalidad materna. En EE.UU, el 23% de las muertes maternas se deben a la sepsis.

Muchas de estas muertes podrían evitarse en el futuro administrando a las mujeres una dosis única del antibiótico azitromicina durante el parto. Aunque desde hace tiempo se ha demostrado que este fármaco reduce las infecciones entre las mujeres que dan a luz por cesárea, los resultados publicados recientemente de un ensayo clínico financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos y la Fundación Gates descubrieron que el antibiótico común también reduce en un tercio el riesgo de sepsis posparto entre las mujeres que dan a luz por vía vaginal.

"La ecografía es la piedra angular del embarazo", afirma Izadnegahdar, y explica que esta tecnología milenaria ayuda a los médicos a comprender cómo avanza el embarazo y a detectar problemas en una fase temprana. Sin embargo, en muchos entornos de bajos ingresos no hay suficientes obstetras y radiólogos capacitados para leer una ecografía.

Ahí es donde entran en juego las ecografías portátiles con IA. Estos dispositivos se conectan a un teléfono móvil y, con unos pocos pases rápidos de una sonda, pueden identificar la posición del bebé, la posición de la placenta y la edad gestacional en unos cinco minutos. A diferencia de los grandes modelos lingüísticos como ChatGPT, esta IA de visión por ordenador es asombrosamente precisa, afirma Izadnegahdar, porque se entrena con datos de imágenes y datos en lugar de entradas lingüísticas. "Puede hacerlo igual de bien que un radiólogo", afirma.

Aunque los ultrasonidos con IA pueden sonar como el tratamiento del futuro, Izadnegahdar sostiene que la belleza de estas siete intervenciones es que son eminentemente factibles, ya que aprovechan fármacos y tecnologías que ya están disponibles.

"Toleramos productos de calidad inferior para las parturientas en general. ¿Por qué lo hacemos?", se pregunta. "Lo que quiero decir es que las innovaciones están ahí, son de bajo coste, y [tenemos que] conseguir que la comunidad sanitaria mundial les preste la misma atención que al COVID o a la malaria".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved