La caléndula, la flor que une Diwali y el Día de los Muertos

Te mostramos las mejores imágenes de nuestros fotógrafos de las flores, que abundan en dos de las fiestas más importantes de México y la India.

Por Amy McKeever
Publicado 25 oct 2022, 11:28 CEST
Las caléndulas en tonos naranjas, amarillos y rojos se esparcen por la mesa que los vendedores ...

Las caléndulas en tonos naranjas, amarillos y rojos se esparcen por la mesa que los vendedores de flores colocan en las calles de Jaipur, Rajastán, India. Estas vibrantes flores se pueden ver en toda la India durante los festivales, y desempeñan un papel igualmente importante en el Día de los Muertos de México.

Fotografía de Matthieu Paley, Nat Geo Image Collection

Es la época del año de las caléndulas. En los hogares de la India y su diáspora, las guirnaldas de estas flores de color naranja y amarillo intenso adornan las puertas y las mesas festivas en honor al Diwali, el festival de las luces que dura cinco días cada otoño.

Y a medida que se acerca el 1 de noviembre, los ramos de caléndulas también empiezan a aparecer en los hogares de México y Centroamérica. Estas flores, llamadas flor de muerto, ocupan un lugar destacado en las celebraciones tradicionales del Día de los Muertos, una flor alegre que recuerda a los observadores la brevedad de la vida mientras honran a los seres queridos que han fallecido.

Originarias de América, las caléndulas han desempeñado un importante papel ceremonial en México desde tiempos precolombinos, empezando por los nahuas, que creían que las flores eran un regalo del dios del sol "para que pudieran honrar a sus muertos".

Pero desde que los comerciantes españoles y portugueses las transportaron por primera vez a la India hace más de 350 años, las caléndulas también han protagonizado celebraciones en todo el continente. Más allá de Diwali, también son omnipresentes en las bodas y otras fiestas religiosas.

Los fotógrafos de National Geographic llevan mucho tiempo captando la alegría que estas dos culturas sienten por las caléndulas. Te proponemos un viaje por nuestros archivos para descubrir cómo esta humilde flor se convirtió en un icono.

(Relacionado: La noche de Halloween, el Día de Todos los Santos y el Día de los Muertos: ¿Qué tienen en común?)

Las clándulas mexicanas

Una mujer se encuentra bajo un paraguas en un cementerio en el Día de los Muertos.

En la época prehispánica, los nahuas utilizaban las caléndulas (también llamadas cempasúchil, la flor de las 400 vidas) para honrar a sus muertos, que creían que podían mantenerse vivos en la memoria y el espíritu. Pero las flores también tenían fines medicinales: un registro del siglo XVI indica que se utilizaban para curar el hipo y tratar a las personas que habían sido alcanzadas por un rayo.

Los dolientes encienden velas en las tumbas en el Día de los Muertos en Santa María Atzompa, Oaxaca.

Se cree que las almas de los muertos regresan a la Tierra en esta festividad, que tiene lugar cada 1 y 2 de noviembre. Muchas familias decoran las tumbas de sus seres queridos con caléndulas, cuyo embriagador olor y brillantes colores se cree que atraen a los espíritus. Algunas familias incluso crean caminos de caléndulas para conducir el alma de sus seres queridos a casa.

(Relacionado: Fotografías de las celebraciones del Día de los Muertos)

Izquierda: Arriba:

Un entierro se adorna con flores durante la celebración del Día de los Muertos en San Antonino, México. Como también se cree que las caléndulas tienen propiedades limpiadoras, algunas familias las colocan en forma de cruz para limpiar las almas de sus seres queridos.

Derecha: Abajo:

Una mujer zapoteca vela en su casa durante el Día de los Muertos. Las familias también construyen altares con ofrendas para honrar a los seres queridos que han muerto. Los altares suelen estar iluminados con velas y adornados con ramos de caléndulas.

Las familias celebran el Hanal Pixan, o Día de los Muertos, con altares colocados para los seres queridos que han fallecido.

Los mayas observan su propia versión del Día de los Muertos, una celebración llamada Hanal Pixán, que significa "comida para las almas". Los mayas también crean altares en honor de los seres queridos fallecidos, que se adornan con caléndulas, velas y ofrendas de fruta fresca para alimentar a los espíritus de los difuntos.

Caléndulas para colorear la fiesta más importante de la India

En la India, las mujeres celebran el Holi en el templo Gopinath de la India. Las flores figuran desde hace tiempo en las ceremonias hindúes como ofrenda a los dioses. También se utilizan como símbolo de respeto y admiración hacia los políticos, los matrimonios y los muertos. "...las flores son el alimento del espíritu, un signo de respeto y amor", escribió el antropólogo Jack Goody en su libro La cultura de las flores. Una vez que las caléndulas llegaron al sur de Asia, fueron adoptadas rápidamente para su uso en festivales como este tan colorido.

Las viudas disfrutan de la celebración de Holi, que antes se consideraba inapropiada para las viudas, en el templo Gopinath de la India.

Izquierda: Arriba:

Un vendedor de flores del mercado de flores de Mullick Ghat, en Calcuta, lleva guirnaldas de caléndulas naranjas.

Derecha: Abajo:

Vendedores de flores del mercado de flores de Mullick Ghat, en Calcuta, sostienen guirnaldas de caléndulas naranjas y amarillas. 

fotografías de Ken Hermann, Nat Geo Image Collection

 "Hoy en día, la cultura de las flores en la India está dominada por la guirnalda que adorna los hombros de todo el mundo, desde los políticos hasta las estatuas, pasando por los matrimonios y los muertos", escribe Goody.

Los vendedores se disputan el negocio en el amplio mercado de flores de Malik Ghat, donde se venden guirnaldas de caléndulas amarillas y naranjas como adornos para bodas, festivales y actos religiosos.

Goody escribe que estas flores "tienen una demanda constante" en la India, pero sobre todo en Diwali, la fiesta más importante del país que celebra el triunfo del bien sobre el mal.

Un novio es recibido en casa de su novia durante una boda tradicional en el Himalaya. 

En algunas comunidades es tradicional que la familia de la novia presente una bandeja de plata con arroz y otros elementos auspiciosos, en este caso, pétalos de caléndula. Las caléndulas son comestibles e incluso aparecen como tentempié en la película La boda del monzón.

Una caléndula adorna la espada de un asistente sij con guirnalda en Jaipur, publicada originalmente en el número de mayo de 1963 de National Geographic dedicado a la cultura del subcontinente indio. Aunque a menudo se asocian con los festivales hindúes, las caléndulas tienen un significado especial para personas de muchos credos en todo el subcontinente indio.

Fotografía de John Scofield, Nat Geo Image Collection

Un hombre sumerge su cuerpo en el río Ganges, que se cree que purifica el alma, en medio de un remolino de caléndulas, basura de plástico y desechos.

Las caléndulas también están omnipresentes en el festival hindú Ganga Dussehra, que celebra el día en que se cree que el río sagrado descendió del cielo. 

El arqueobotánico Jack Harlan se maravilló de la abundancia de caléndulas en el festival del Dussehra de 1960 en el valle de Kulu, en el noroeste de la India. "Las caléndulas estaban por todas partes. Las guirnaldas se vendían en la calle, se colgaban de las tiendas de campaña, se colgaban en las puertas y se llevaban al cuello", escribió. "La caléndula es una flor sagrada en el valle de Kulu y se han criado variedades de maíz y pimientos que combinan con su color".

Un detalle en el templo de Kusum Sarovar.

Pétalos de caléndula esparcidos en el interior del templo de Kusum Sarovar, un embalse de agua sagrado en Uttar Pradesh. La leyenda cuenta que el dios hindú Krishna visitaba el bosque que rodea el embalse, donde hacía guirnaldas de flores para la diosa Radha.

Guirnaldas de caléndula cuelgan sobre las cabezas de los peregrinos hindúes en el templo de Jageshwar, en el Himalaya. Jageshwar, el mayor complejo de templos del mundo, consta de más de 125 templos grandes y pequeños dedicados a Shiva, un dios con el poder de destruir y recrear el universo.

Una niña vende flores para ofrendas de oración al sagrado río Yamuna en Vrindavan, Uttar Predesh, India.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
El Diwali es la fiesta más importante de la India y una celebración del triunfo del bien sobre el mal
Historia
En México, las mujeres también quieren volar
Historia
De la leyenda a la controversia: así ha evolucionado la imagen de Cristobal Colón en EE.UU.
Historia
¿Qué es el Rosh Hashaná de los judíos y qué festeja?
Historia
¿Qué es el Mes de la Herencia Hispana y por qué se celebra?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved