Las 10 cosas que hay que saber sobre el Mardi Gras

Desfiles, elaborados disfraces y el máximo exponente del mundo de los pasteles son las señas de identidad de esta emblemática fiesta nacida en Nueva Orleans.

Por Sarah Gibbens, Amy McKeever
 Krewe of Orpheus durante el Mardi Gras

En el Mardi Gras, los miembros del Krewe of Orpheus lanzan pequeños regalos a los espectadores mientras desfilan por Nueva Orleans. El Mardi Gras, también conocido como Martes de Carnaval, Martes Gordo o Día de la Tortita, se celebra en todo el mundo como último día de festividades antes de la solemne Cuaresma.

Fotografía de Gerald Herbert, AP Photo

De Roma a Nueva Orleans, el Mardi Gras es el Carnaval por excelencia en Estados Unidos y unos de los más famosos del mundo. La ciudad del sur de Estados Unidos compite en fama carnavalesca con Río de Janeiro (Brasil), Cádiz o Venecia (Italia).

El Mardi Gras se refiere exclusivamente al último día de lo que se conoce como temporada de Carnaval. Este periodo de festividades comienza el 6 de enero, día de la Epifanía, y termina 47 días antes de Pascua, con la llegada de la Cuaresma, época en la que muchos católicos renuncian a la carne o hacen otros sacrificios temporales. En 2024, Mardi Gras cae el martes 13 de febrero.

El Mardi Gras (sólo uno de sus muchos nombres) se caracteriza por sus fiestas y desfiles estridentes, sus icónicos juerguistas ataviados con elaborados disfraces y sus deliciosas comidas. Algunos empiezan a celebrarlo la noche anterior a la Epifanía, con una fiesta conocida como la Noche de Reyes. Esto es lo que hay que saber.

(Relacionado: ¿Por qué cambia de fecha la Semana Santa?)

1. Sus orígenes se remontan a la antigüedad

Las raíces de esta fiesta se remontan miles de años atrás, a las celebraciones romanas de la fertilidad y la llegada de la primavera. Cuando el cristianismo se extendió por la Antigua Roma, estas fiestas se transformaron para marcar el inicio de la Cuaresma.

Esta ilustración histórica de la famosa fiesta del Mardi Gras de Nueva Orleans muestra el paso de un desfile lleno de carrozas y disfraces.

Fotografía de Illustration courtesy Bettmann, Getty Images

Aunque el Carnaval se celebra en todo el mundo cristiano, pocos lugares son más emblemátucis de esta fiesta que el Mardi Gras Nueva Orleans.

La ciudad lleva celebrando el Mardi Gras desde el siglo XVIII, cuando el periodo festivo estaba dominado por actos formales como bailes. Tras la Guerra de Secesión, la economía de la ciudad atravesó dificultades y, en 1872, los organizadores del Mardi Gras de Nueva Orleans colocaron folletos en las estaciones de tren de todo el país para fomentar el turismo. La exitosa campaña turística sigue atrayendo a más de un millón de personas a Nueva Orleans cada año.

2. Recibe muchos nombres, como Martes de Carnaval...

En la Edad Media, la gente aprovechaba este día para reconocer sus pecados como preparación para la Cuaresma. En inglés, el icónico Martes de Carnaval recibe el nombre de Shrove Tuesday, que singnifica "Martes de Confesión".

Este grabado de 1681 representa una procesión del Martes de Carnaval en Ámsterdam, acompañada de antorchas y música.

Fotografía de Illustration courtesy Sepia Times, Universal Images Group via Getty Images

3. ...y el Martes Gordo...

¿Por qué el Martes de Carnaval se llama también Martes Gordo? Pues muy sencillo: en francés, "mardi" significa martes y "gras" significa gordo.

El nombre deriva del origen religioso de la fiesta. El Mardi Gras cae la víspera del Miércoles de Ceniza, día de arrepentimiento que da comienzo a la Cuaresma. Para muchos juerguistas, Mardi Gras es la última oportunidad de comer toda la carne y los alimentos grasos que quieran antes de entrar en el periodo de ayuno y abstinencia.

La multitud pide a gritos los abalorios lanzados desde las carrozas del desfile Endymion durante el Mardi Gras de Nueva Orleans.

Fotografía de Barry Lewis, In Pictures, Getty Images

4. ... y el Día de la Tortita

En algunos países, como el Reino Unido, Irlanda, Australia y Canadá, este día tan glotón también se llama Día de la Tortita. Además de abstenerse de comer carne, la Iglesia Católica prohibía consumir cualquier otro alimento que procediera de la "carne", como leche, grasa y huevos. Así que los cristianos hacían tortitas para aprovechar esos ingredientes y atiborrarse por última vez. Muchos todavía lo celebran comiendo tortitas en este día.

5. Las carrozas de los desfiles están organizadas por 'krewes' muy unidas

Las organizaciones sociales, llamadas krewes,organizan bailes y desfiles de carrozas. Cada krewe tiene una "corte real" con reyes, reinas, duques y duquesas. Algunas son exclusivas para hombres o mujeres, mientras que otras son más abiertas.

La fábrica del Mardi Gras de Nueva Orleans es un divertido y colorido museo donde se fabrica el atrezzo para las fiestas del año siguiente y se guardan algunas carrozas del desfile.

Fotografía de Simon Leigh, Camera Press, Redux

Una de las krewes más famosas es la krewe de Rex. Esta krewe masculina lleva celebrando carnavales en Nueva Orleans desde 1872 y fue la que inició la tradición de utilizar los famosos colores de la fiesta: amarillo, morado y verde.

Otra krewe famosa de Nueva Orleans se llama Zulu. Su rey de la krewe más famoso fue Louis Armstrong, que dirigió la krewe en 1949. Zulu inició la tradición de lanzar recuerdos de la fiesta a los espectadores del desfile. Antes de que los abalorios fueran populares, Zulu lanzaba nueces de color dorado a sus multitudes.

6. El roscón de reyes es... el rey

El Mardi Gras es conocido por su indulgencia, y ningún alimento es más omnipresente en Nueva Orleans durante la temporada de Carnaval que el roscón de reyes. La tradición es prácticamente la misma que en España. El pastel tiene forma de anillo, es de color amarillo, verde y blanco y se hornea con una sorpresa en su interior: una figurita de un bebé que se cree que representa al Niño Jesús. Quien recibe el trozo de tarta con el bebé dentro es nombrado rey por ese día y, según algunas costumbres, está obligado a hornear otra tarta o a celebrar una fiesta para que la juerga continúe.

7. La celebración del Mardi Gras más antigua de Estados Unidos es la de Mobile.

Nueva Orleans es sin duda el centro moderno del Mardi Gras en Estados Unidos, pero los historiadores afirman que la celebración más antigua del país tuvo lugar probablemente en Mobile, Alabama. Se basan en los diarios de viaje que dejó el soldado y explorador francés Pierre Le Moyne D'Iberville, quien observó una misa celebrada el día del Mardi Gras a principios del siglo XVIII. Hoy en día, la ciudad sigue celebrando el Mardi Gras con desfiles, bailes y elaborados disfraces.

El carnaval sigue siendo una parte importante de la cultura de Mobile, Alabama, donde dos organizaciones supervisan muchos de sus bailes y otros actos. Aquí, el rey y la reina de la Mobile Carnival Association saludan al rey y la reina de la Mobile Area Mardi Gras Association en su coronación real.

Fotografía de Elias Williams, Nat Geo Image Collection

8. La fiesta pasa factura al medio ambiente

Las cuentas de plástico son omnipresentes en las calles de Nueva Orleans durante el carnaval. Las cuadrillas se las han estado arrojando a la multitud desde los años 60.

Si se suman todos esos abalorios, recuerdos de fiestas, vasos y decoraciones, la ciudad calcula que genera más de un millón de kilos de residuos de Mardi Gras cada año. En 2022, la ciudad arrojó 1150 toneladas de basura a los vertederos en el transcurso de 11 días.

En lugar de arrojar cuentas de plástico, algunos participantes en el Mardi Gras han empezado a lanzar estos collares de papel reciclado, más sostenibles, para contribuir a mitigar el impacto medioambiental de la fiesta.

Fotografía de Mark Thiessen, Nat Geo Image Collection

Están surgiendo grupos para mitigar esta avalancha de basura festiva. Algunas organizaciones hacen de la recogida de basura parte del desfile, caminando junto a las carrozas con recipientes. Otras fabrican collares de cuentas con material biodegradable.

9. Tiempo de disfraces

Los disfraces forman parte de las celebraciones de Carnaval y Mardi Gras desde hace mucho tiempo. El Carnaval de Venecia, por ejemplo, se inspiró en la antigua fiesta romana de Saturnalia, durante la cual los juerguistas llevaban máscaras para permitir "una diversión desenfrenada que subvertía el orden social".

Lil Chief Dwayne Washington, de 5 años, de la tribu india Cheyenne Mardi Gras, luce un elaborado traje cubierto de plumas, abalorios y piedras preciosas mientras desfila en el barrio de Central City de Nueva Orleans.

Fotografía de Patrick Semansky, AP Photos

Cuando el Mardi Gras llegó a Estados Unidos, también lo hizo esta tradición de disfrazarse. Según The Times-Picayune, muchos de los primeros que celebraron el carnaval de Nueva Orleans importaron sus disfraces de Europa. Hoy, los miembros de la krewe llevan máscaras y trajes de satén de colores brillantes, que "permiten al que los lleva divertirse y salirse con la suya con travesuras suaves", explicó al periódico Wayne Phillips, conservador de trajes y textiles del Museo Estatal de Luisiana.

10. Lugares de todo el mundo tienen sus propias tradiciones

Venecia sigue celebrando el Carnaval con elaborados disfraces, y es cuna de algunos de los disfraces más famosos de la fiesta. Uno de los disfraces más populares es la bauta, una máscara que cubre toda la cara sin ningún orificio para la boca. Otros se disfrazan de médico de la peste, con la misma máscara de pico que llevaban los médicos para tratar a los enfermos de peste en el siglo XVII.

Al igual que el Mardi Gras de Nueva Orleans, el carnaval brasileño también celebra los excesos antes de la Cuaresma. Las festividades comparten con sus homólogas americanas unos orígenes romanos ancestrales similares.

En Río de Janeiro, las calles se llenan de desfiles, bailes, disfraces y bailes el fin de semana anterior a la fiesta católica.  

Y algunas comunidades de Estados Unidos han dado su propio toque al Mardi Gras. En la Luisiana rural, la gente se reúne el Martes de Carnaval para celebrar el Courir de Mardi Gras, una tradición cajún que incluye una carrera a pie con disfraces e intentos de trepar por un poste engrasado para ser el primero en atrapar un pollo encaramado en lo alto.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved