Medio Ambiente

Cinco victorias para la fauna silvestre en 2017

China clausura su mercado de marfil e Instagram toma medidas contra los selfies de animales: estas son algunas de las victorias del año sobre los delitos y la explotación de la vida silvestre.Monday, December 18, 2017

Por Rachael Bale
Tras años promoviendo la talla de marfil como parte de su patrimonio cultural, el gobierno chino clausurará las fábricas de tallas con licencia y los negocios minoristas de marfil a finales de 2017.

Si se leen las noticias sobre la batalla en curso para proteger a la vida silvestre, a veces es fácil sentirse deprimido. Los furtivos tienen una nueva razón para cazar elefantes, los traficantes han recurrido al robo de animales en los zoos y se transportan de forma regular gigantescos cargamentos de tiburones muertos en todo el mundo. Sin embargo, hay rayos de luz en medio de esta oscuridad. A continuación te contamos cinco noticias que nos hacen conservar la esperanza.

China clausurará su mercado de marfil interno. El comercio internacional de marfil está prohibido desde 1990, pero China, entre otros países, ha mantenido un mercado de marfil pujante dentro de sus fronteras. Según los conservacionistas, este comercio ha contribuido a 30.000 muertes de elefantes africanos cada año. Sin embargo, para cumplir un compromiso de 2015, este año China ha empezado a clausurar sus fábricas de talla de marfil, así como negocios minoristas con licencia. Para el 31 de diciembre se espera que todas las instalaciones de marfil con licencia del gobierno hayan cerrado sus puertas. Un reciente estudio de Globescan en China –encargado por el WWF y TRAFFIC, su división de supervisión del tráfico de vida silvestre– ha descubierto que más de la mitad de los chinos que han comprado marfil en el pasado han dejado de hacerlo y que el 86 por ciento de las personas encuestadas apoyan la prohibición.

El deseo de presumir en Instagram y en otras redes sociales ha contribuido al aumento de atracciones turísticas que ofrecen la oportunidad de sostener animales salvajes, algunos de los cuales son capturados de forma ilegal en la naturaleza según descubrió una investigación de National Geographic.

Instagram toma medidas contra los selfies con animales salvajes. Está de moda sacarse un selfie acariciando a un cachorro de tigre o abrazando a un perezoso, pero la mayoría de la gente no tiene ni idea de que estos animales son arrebatados de los brazos de sus madres demasiado pronto o capturados en la naturaleza de forma ilegal. Tras una investigación de National Geographic sobre el dañino turismo de selfie en el Amazonas, Instagram ha implementado un sistema de alerta para informar a la gente de los problemas subyacentes. Ahora, cuando uno de los 800 millones de usuarios de Instagram busca una serie de hashtags relacionados con animales salvajes como #slothselfie, ven un mensaje que dice: «Estás buscando un hashtag que podría tener relación con publicaciones que incitan a comportamientos dañinos con los animales o el medio ambiente», y proporciona un enlace para que los usuarios puedan leer más información al respecto.

Noticia relacionada: Informe especial: el lado oscuro del turismo de fauna salvaje en el Amazonas

Vietnam se compromete a poner fin a las granjas de bilis de oso. En julio, el gobierno de Vientam anunció que se trasladaría a santuarios a unos mil osos que están en cautividad para la extracción de su bilis. En la «producción» de bilis de osos, los osos malayos y los osos tibetanos están conectados a máquinas que extraen una sustancia medicinal de sus vesículas biliares en un proceso que, según las voces críticas, es inhumano e insostenible. Esta medida llega tras un acuerdo en 2015 en el que la Vietnamese Medical Association se comprometió a que los médicos tradicionales dejarían de recetar bilis de oso para tratar ciertas dolencias para el año 2020. Además, se dispone de bilis de oso sintética.

El Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus celebró su último espectáculo en mayo de 2017, aunque sus elefantes se retiraron antes.

Se toman medidas en contra de los espectáculos circenses con animales. Los problemas de bienestar de los animales de circo, como elefantes, leones o monos, están ampliamente documentados. Realizar actividades antinaturales frente a un público que grita bajo luces brillantes es estresante para los animales, que conservan sus instintos salvajes pese a haber nacido en cautividad. Los largos días viajando confinados en espacios estrechos pueden afectar a su salud y en muchos casos se han documentado malos tratos. Los defensores del bienestar de los animales celebraron este año que el Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus realizasen su última actuación. Los elefantes de Ringling se retiraron el año pasado, y ahora sus 13 grandes felinos también han sido enviados a su nuevo hogar: un circo en Alemania. Pese a la reubicación de los felinos, que es polémica porque parece aprovecharse de lo que para muchos es una laguna en la Ley de especies en peligro de Estados Unidos, los defensores ven la clausura de Ringling como una señal de que las preferencias del público en los circos están cambiando. Ringling podría haber sobrevivido si se hubiera centrado en espectáculos exclusivamente humanos como el Circo del Sol, según Jan Creamer, de Animal Defenders International, que ayuda a rescatar a animales de circo maltratados.

Te puede interesar: Tiernas fotografías del Santuario de Elefantes de Reteti, en Kenia

El presidente de Estados Unidos Donald Trump pone la difícil situación de los elefantes en el punto de mira. En noviembre, el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de los Estados Unidos anunció que levantaría la prohibición de importar trofeos de elefantes de Zimbabue y Zambia tras determinar que las tarifas de esos países eran beneficiosas para la conservación de los elefantes. Esto suscitó la indignación pública en ambos bandos. El mismo Trump se unió a ella, criticando la decisión de su gobierno y tachando la caza de trofeos de «espectáculo del horror». ¿Cuál fue el resultado? Hasta las personas que no están al tanto de los problemas de conservación han tomado conciencia de la crisis de caza furtiva y la batalla por conservar a los elefantes de África. El Servicio de Pesca y Fauna Silvestre está reevaluando la decisión de levantar la prohibición a petición de Trump.

Vídeo:

Seguir leyendo