¿Qué es una especie invasora?

Las especies invasoras, ya sean plantas y animales exóticos, pueden causar estragos en los ecosistemas cuando se instalan y se apoderan de ellos.

Por Christina Nunez
Especies invasoras

Entre las especies que amenazan el Mediterráneo, el pez león es una de las especies más dañinas. “Procedente del océano índico, voraz, con gran capacidad de reproducción y apenas depredadores, cuando llega a una zona desaparece la diversidad y el número de especies autóctonas, un grave problema para el equilibrio biológico y la pesca”, afirma Manu San Félix. Países como Turquía, Grecia, Chipre e Italia han tratado de contener la invasión, pero el pez león se ha asentado definitivamente como especie invasora en el Mediterráneo. Además, el pez león es una de las criaturas marinas más venenosas y un cazador habilidoso que puede destruir poblaciones de peces autóctonos con facilidad e impactar gravemente en los ecosistemas. 

Fotografía de Wikimédia Commons

A lo largo de la historia, los seres humanos que han viajado por el mundo han llevado consigo plantas y animales, a menudo de forma intencionada y a veces sin saberlo. Cuando estas especies no autóctonas echan raíces en nuevos ecosistemas y empiezan a causar problemas, se las conoce como especies invasoras.

Muchas de las especies introducidas en una región, como cultivos alimentarios de Estados Unidos, como el trigo, los tomates y el arroz, no son invasoras. Sólo cuando una especie exótica daña el ecosistema circundante desplazando a otros organismos y alterando su hábitat, se convierte en invasora. Las especies autóctonas circundantes que han evolucionado para defenderse principalmente de otros depredadores autóctonos pueden estar mal equipadas para hacer frente a los ataques de enemigos nuevos y desconocidos.

(Relacionado: Ocho especies invasoras que amenazan la biodiversidad en España)

Ejemplos de especies invasoras

Todo tipo de plantas y animales, incluidos los árboles, los peces, los roedores, los insectos y los hongos, pueden convertirse en invasores. Algunos se introducen inicialmente en nuevos lugares con un propósito: sólo para convertirse en plagas.

Por ejemplo, la carpa asiática (término común para un grupo de especies emparentadas que incluye la carpa cabezona, la plateada, la herbívora y la negra) se introdujo en el sur de Estados Unidos para limpiar las algas y la vegetación de los estanques de acuicultura y las lagunas de aguas residuales en las décadas de 1960 y 1970. Las inundaciones y otros factores contribuyeron a que estos grandes peces escaparan a la naturaleza, donde rápidamente se convirtieron en una molestia, comiendo el plancton que otros peces necesitan como alimento. Otros ejemplos de peces acuáticos invasores son ciertos tipos de tilapia, como la azul y la de Mozambique, la trucha arco iris y el pez león.

(Relacionado: El príncipe, el alcalde y la historia del pez estadounidense que se comió Japón)

La mangosta se introdujo en varias islas de Hawái y las Antillas para controlar las poblaciones de roedores en las plantaciones de caña de azúcar en el siglo XIX. Pero los roedores no eran lo único que comían las mangostas: pájaros, reptiles, frutas y otras especies autóctonas resultaron sabrosas para estos recién llegados, y ahora se han instalado como residentes no deseados en la naturaleza hawaiana. Algo parecido ocurrió con los sapos de caña en Australia: traídos para comer escarabajos en las plantaciones de caña de azúcar en la década de 1930, se instalaron y empezaron a competir con los animales autóctonos por la comida y el refugio, además de envenenar a los animales domésticos y a las personas.

La introducción de plantas en un nuevo territorio también ha tenido consecuencias imprevistas. El kudzu, que en un principio se consideró una forma de controlar la erosión del suelo en el sur de Estados Unidos, resultó ser un invasor de rápido crecimiento que ahoga a otras plantas e incluso alberga a otros invasores, como la roya de la soja y el chinche del kudzu. Y el mezquite P. juliflora, plantado en África para evitar la desertificación, resultó ser un asesino de animales que se alimentan de la tierra, bloqueando las rutas de migración y los abrevaderos para el ganado.

(Relacionado: Liberar mascotas exóticas puede convertirlas en especies invasoras)

Otras especies viajan sin ser invitadas a nuevos destinos, adhiriéndose a los barcos de carga y escondiéndose en los materiales transportados. El mejillón cebra, originario de Europa oriental y Rusia occidental, llegó a Europa occidental y Estados Unidos como polizón en el agua de lastre de los barcos. Ahora desplaza a otras especies y obstruye las tomas de agua en todas partes, desde los Grandes Lagos de Estados Unidos hasta los canales de Gran Bretaña (los canales británicos también están plagados de visones americanos, introducidos por primera vez a través de la agricultura comercial).

Del mismo modo, se cree que la chinche apestosa marrón, que ha proliferado por todo el mundo, asolando los hogares en Estados Unidos y diezmando las cosechas en Europa del Este, se ha propagado a través de los buques de carga y se ha visto reforzada por el cambio climático, que está creando estaciones cálidas más largas para que los insectos se reproduzcan. El cambio climático también está contribuyendo a la explosión demográfica de criaturas autóctonas, como las especies de escarabajos de la corteza que han dañado los bosques del oeste de Estados Unidos, de modo que empiezan a comportarse como invasoras.

En algunos casos, las especies invasoras, como las algas, los mejillones y los crustáceos, pueden incluso atravesar los océanos a bordo del plástico, sobreviviendo durante años en la basura y reproduciéndose allí donde aterrizan.

Especies invasoras 101
Las especies invasoras cuestan más de un billón de dólares a la economía global cada año. Descubre cómo se introducen estos organismos no autóctonos en un ecosistema, cómo afectan a las comunidades locales y qué medidas se toman para impedir la introducción de especies invasoras.

Soluciones para las especies invasoras

Algunos de los métodos utilizados para controlar las especies invasoras son el desbroce manual, la caza y la pesca. El mezquite invasor en África puede utilizarse como madera o carbón vegetal, mientras que el pastoreo de ganado, los herbicidas y la quema controlada se han utilizado para hacer frente al kudzu. Las campañas para comerse a los invasores acuáticos, como el pez león, tienen sus defensores, pero a los críticos les preocupa que puedan ser ineficaces o, peor aún, que popularicen a los alborotadores.

(Reacionado: Más de 700 especies invasoras amenazan el Mediterráneo)

Otro concepto, el control biológico, consiste en investigar y cultivar enemigos naturales de las especies invasoras. En los años 40 y 50, se utilizaron dos especies de escarabajos para controlar la hierba de San Juan en California, donde estaba enfermando al ganado. Pero como ilustran los ejemplos de la mangosta y el sapo de caña, el control biológico puede salir mal.

Aunque el control de las especies invasoras a menudo implica un menú de opciones problemáticas, ha habido éxitos. En la isla Hawadax de Alaska, el envenenamiento masivo erradicó una infestación de ratas. Y a principios de la década de 2000, el Estado de Washington utilizó la recolección selectiva de árboles, los pesticidas y la educación pública para detener la propagación del escarabajo de cuernos largos de los cítricos después de que se detectara en un cargamento de bonsáis procedentes de Corea.

Una vez que las especies invasoras se establecen, son extremadamente difíciles de erradicar, por lo que la mejor solución es prevenir las invasiones en primer lugar. Los animales domésticos de cualquier tipo nunca deben ser liberados en la naturaleza. Los viajeros, navegantes y campistas también pueden ayudar limpiando sus botas, los vehículos y el equipo antes y después de visitar un destino.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Medio Ambiente
Todo lo que necesitas saber sobre la procesionaria del pino
Medio Ambiente
Los beneficios ambientales inesperados del aislamiento de Cuba
Medio Ambiente
Cinco especies que podrían desaparecer muy pronto del Mediterráneo
Medio Ambiente
El cerdo vietnamita y la pitón real entran en la lista de nuevas especies invasoras en España
Medio Ambiente
Una petrolera canadiense arrasa ilegalmente tierras protegidas en África

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved