La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Explora los paisajes más salvajes y bellos de Pakistán

Los picos nevados del Himalaya, los osos pardos y las formaciones rocosas de otro mundo deslumbran a los viajeros que visitan esta impresionante parte del mundo.

Por Gulnaz Khan
Publicado 17 ago 2022, 15:38 CEST
En la región del valle de Hunza, en el norte de Pakistán, las altas cumbres de ...

En la región del valle de Hunza, en el norte de Pakistán, las altas cumbres de la cordillera del Karakórum atraen a senderistas y fotógrafos. Es uno de los muchos paisajes salvajes que los viajeros pueden visitar en este país del sur de Asia.

Fotografía de Matthieu Paley, National Geographic

Desde los escarpados picos de la cordillera del Karakórum hasta la fértil llanura del río Indo, Pakistán alberga una gran diversidad de paisajes impresionantes. En 2020 se designaron dos nuevos parques, el Parque Nacional del Himalaya y el Parque Nacional del Nanga Parbat, que abarcan más de 5700 kilómetros cuadrados de terreno biodiverso y de gran altitud en el territorio septentrional de Gilgit-Baltistán.

Aunque su espectacular topografía y su fascinante historia se remontan a miles de años atrás, Pakistán es una nación relativamente joven, formada en 1947 cuando la Partición dividió el subcontinente indio en dos países separados.

Los viajeros pueden explorar tanto monumentos culturales (tramos de la antigua Ruta de la Seda, las ruinas de Mohenjo-daro) como deslumbrantes parques nacionales, lagos alpinos y recorridos panorámicos. He aquí las mejores formas de adentrarse en ese lado menos conocido y más salvaje de Pakistán.

(Relacionado: Los pueblos olvidados que ha dejado atrás la Partición de la India)

Parque Nacional de Deosai

Conocido como la "Tierra de los Gigantes", el Parque Nacional de Deosai se asienta en una meseta alpina con el telón de fondo de las montañas cubiertas de nieve. Cada primavera, el exuberante valle es barrido por flores silvestres y mariposas raras, ganándose el nombre de "Palacio de Verano" por los lugareños, que disfrutan de la vida silvestre después del deshielo del invierno. 

Las mesetas alpinas del Parque Nacional de Deosai, en Pakistán, están pobladas por lobos tibetanos, osos pardos del Himalaya y el ganado de los agricultores.

Fotografía de Nadeem Khawar, Getty Images

Este punto caliente de biodiversidad es el hogar del lobo tibetano, el íbice del Himalaya, el zorro rojo tibetano y las marmotas doradas, pero el gobierno concedió al parque el estatus de protegido en 1993 para salvaguardar el oso pardo del Himalaya, en peligro crítico. El parque también fue nominado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2016.

Parque Nacional del Valle de Kaghan

El pintoresco valle de Kaghan, en el norte de Pakistán, es un lugar de cuento de hadas. Según una leyenda local, un príncipe de Persia se enamoró de una princesa de cuento en las aguas cristalinas del lago Saiful Muluk. Pero un gigante también estaba embelesado con la princesa y la tenía cautiva. Un día, el príncipe escapó con ella y, en su furia, el gigante inundó el valle y creó lagos con sus lágrimas. Hoy en día, visitantes de todo el mundo viajan al valle de Kaghan por su paisaje montañoso, sus lagos alpinos y sus cielos nocturnos despejados.

Las leyendas rodean a Saiful Muluk, un lago situado en el valle de Kaghan, al norte de Pakistán, en el extremo occidental del Himalaya.

Fotografía de Ahmed S. Zaidi, Getty Images

Carretera costera de Makran

La autopista de la costa de Makran es una ruta escénica a lo largo de la costa pakistaní del Mar Arábigo. La ruta comienza en Karachi y pasa por Gwadar hasta la frontera con Irán, y se considera un gran logro infraestructural. Unas formaciones rocosas únicas y lunares bordean un tramo de la carretera conocido como el Paso de Buzi, en el Parque Nacional de Hingol. A lo largo de la autopista hay esculturas naturales de roca, como el "León de Baluchistán", con forma de esfinge.

La autopista costera de Makran, una de las más pintorescas del mundo, va de Karachi a Gawadar. En la ruta está el paso de Buzi (mostrado), conocido por sus singulares formaciones rocosas naturales.

Fotografía de Yasir Nisar, Getty Images

Valle de Hunza

En el territorio septentrional de Gilgit-Baltistán, los picos helados se elevan sobre el río Hunza. Situada en la orilla del río y rodeada de glaciares y desfiladeros, la ciudad de Hunza servía tradicionalmente de lugar de descanso para los viajeros que descendían de las montañas del Hindu Kush hacia el Valle de Cachemira. El valle es el hogar de leopardos de las nieves, markhors, íbices y zorros de rayas rojas.

Los picos de Tupopdan se elevan a 6000 metros sobre el río Hunza, en el norte de Pakistán.

Fotografía de Jinho Choi, Alamy Stock Photo

Parque Nacional de Hingol

El mayor parque nacional de Pakistán se extiende cientos de kilómetros a lo largo de la costa de Makran. Aunque el Parque Nacional de Hingol es famoso por su variada fauna salvaje (leopardos del Sindh, chinkaras, tejones de la miel y pangolines indios), quizá sea más conocido por su grupo de volcanes de lodo activos. 

Durante una peregrinación hindú anual, los visitantes lanzan ofrendas al volcán Chandragup, en el Parque Nacional de Hingol.

Fotografía de Bashir Osman, Getty Images

Una mezcla de actividad termal, gas y agua reacciona químicamente con las rocas circundantes para formar lodo hirviente. Cuando el lodo es expulsado, reconstruye continuamente los conos, que se erosionan fácilmente. Uno de los volcanes de lodo más famosos es el Chandragup, un lugar de peregrinación anual sagrado para miles de hindúes, junto con el cercano templo de Hinglaj.

Parque Nacional del Glaciar de Baltoro

En el Karakoram oriental de Pakistán, el glaciar Baltoro es uno de los mayores valles glaciares del mundo. Aunque es de difícil acceso, es una de las regiones más transitadas de Pakistán debido a los destinos de montañismo, como el K2, el Broad Peak y los picos del Gasherbrum en su cabecera. La zona no sólo es conocida por sus impresionantes paisajes, sino como fuente de vida: gran parte de la población del norte de Pakistán depende del agua de deshielo de los glaciares del Karakórum.

(Relacionado: 25 montañas icónicas del planeta)

El glaciar Baltoro cubre unos 100 kilómetros cuadrados en la parte oriental de la cordillera del Karakórum.

Fotografía de Pierre Adenis, Laif, Redux

Parque Nacional del Valle de Neelum

En el norte de Azad Kashmir, el valle de Neelum, con forma de arco, se encuentra entre picos de 4000 metros y está cubierto por bosques y arroyos verdes. El pequeño pueblo de Arang Kel, situado en la cima de una colina y salpicado de casas tradicionales de madera, es conocido como la perla del valle de Neelum. Las rutas de senderismo que rodean el valle ofrecen vistas privilegiadas de las montañas y las cascadas.

(Relacionado: Alpinistas nepalíes hacen historia al lograr el primer ascenso del K2 en invierno)

El idílico pueblo de Arang Kel se encuentra en el valle de Neelum, entre elevados picos montañosos. La zona atrae a excursionistas y esquiadores.

Fotografía de Yasir Nisar, Getty Images

El lago Attabad

Enclavado en el valle de Hunza, las vibrantes aguas turquesas del lago Attabad atraviesan el terreno rocoso. Aunque bello, el sereno paisaje tiene una violenta historia de origen. El lago se formó en enero de 2010, cuando un enorme corrimiento de tierras en la aldea de Attabad inundó los pueblos cercanos, bloqueó el caudal del río Hunza y desplazó a miles de personas. Hoy en día, es una parada popular para los turistas, que pueden tomar botes en el agua.

Formado por un trágico desprendimiento de tierras en 2010, el lago Attabad se abre paso entre las estribaciones rocosas del valle de Hunza. En los meses de verano, los viajeros pueden hacer excursiones en barco por sus aguas turquesas.

Gulnaz Khan es la editora del clima en TED Talks y ex editora de National Geographic. Síguela en Twitter.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Los lugares más salvajes y hermosos de Pakistán
Viaje y Aventuras
'Flower Power': 10 de los mejores destinos del mundo para ver floreceres
Viaje y Aventuras
Los 17 lugares más hermosos y salvajes del planeta
Viaje y Aventuras
Hay vida más allá de Instagram: ¿Por qué es buena idea tener un diario de viajes?
Viaje y Aventuras
Elige tu próximo destino del 2020 inspirándote en estas fotografías

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved