Un nuevo híbrido de pájaro de colores nunca visto sorprende a la comunidad científica

Recientemente se ha encontrado en Pensilvania la cría de una piranga escarlata y de un picogrueso pechirrosado, pájaros emparentados entre sí y cuyas trayectorias evolutivas se separaron hace 10 millones de años.

Por Annie Roth
Publicado 11 ago 2022, 11:34 CEST
Híbrido producido por el apareamiento entre un picogordo rosado y una piranga escarlata.

Híbrido producido por el apareamiento entre un picogordo rosado y una piranga escarlata.

Fotografía de Steve Gosser

Un observador de aves llamado Stephen Gosser paseaba recientemente por los bosques del condado de Lawrence, en Pensilvania (Estados Unidos), cuando oyó lo que le pareció una Piranga olivacea, llamada comúnmente piranga escarlata según la Sociedad Española de Ornitología.

Estos coloridos pájaros cantores son famosos por ser difíciles de ver, así que Gosser siguió el sonido del alegre "chick-burr" del pájaro para intentar verlo bien.

Cuando el pájaro finalmente apareció, Gosser pudo comprobar que no era una piranga escarlata. El pájaro no tenía el cuerpo rojo brillante de una piranga macho ni el delicado plumaje amarillo de una hembra. Este pájaro tenía las alas marrones, el pecho moteado y una mancha de plumas rojas en la garganta no muy diferente a la de un Pheucticus ludovicianus, un picogrueso pechirrosado.

(Relacionado: Descubren que las aves también tienen canas durante su vejez)

Un picogordo de pecho rosa, Pheucticus ludovicianus.

Fotografía de Joël Sartore, National Geographic Photo Ark

Una tángara escarlata, Piranga olivacea, conocida por sus hermosos cantos.

"Estaba muy confundido y perplejo", dice Gosser, que vio el pájaro en julio de 2020 y lleva más de una década observando aves. Nunca había oído que un "picogrueso pechirrosado sonara como una piranga escarlata".

Ansioso por averiguar la identidad del pájaro, Gosser se puso en contacto con Bob Mullvhill, ornitólogo del National Aviary de Pittsburgh. Con la ayuda de Gosser, Mullvhill localizó al pájaro, recogió una pequeña muestra de su sangre de una vena del ala para hacer pruebas genéticas y lo liberó en su hábitat natural.

Los resultados de esa prueba, publicados en Ecology and Evolution en julio, indican que el misterioso pájaro que encontró Gosser era un híbrido de un picogrueso pechirrosado y una piranga escarlata. Nunca antes se había visto un híbrido de estas dos especies tan divergentes, y su descubrimiento plantea preguntas sobre cuántos otros híbridos pueden estar ahí fuera esperando a ser descubiertos.

(Relacionado: Descubren 10 nuevas especies y subespecies de aves en varias islas indonesias)

El pájaro híbrido sonaba como una tángara escarlata, pero se parecía más a un picogordo de pecho rosa.

Fotografía de Steve Gosser

¿Pájaros de pluma?

La piranga escarlata y el picogrueso pechirrosado son dos pájaros cantores que habitan en los bosques y que visitan el este de Estados Unidos durante su época de reproducción. Las dos especies compartieron por última vez un ancestro común hace más de 10 millones de años, lo que las hace casi tan divergentes como los gatos domésticos y los tigres.

Dado lo distantes que están, parece extraño que estas aves hayan podido hibridarse con éxito. Sin embargo, en lo que respecta a la hibridación, las aves se rigen por unas reglas diferentes a las de los mamíferos.

"Las especies de aves pueden divergir durante un largo periodo de tiempo y seguir siendo interfértiles. Eso no es tan común en los mamíferos", dice David Toews, profesor adjunto de biología de la Universidad Estatal de Pensilvania que ha hecho carrera estudiando la hibridación en las aves. Aunque se ha producido hibridación entre el ánsar común y el ganso canadiense, que tienen 12 millones de años de diferencia, la reproducción con éxito entre especies tan distantes sigue siendo rara en las aves, dice Toews.

El pico picapinos y la piranga escarlata tienen muchas diferencias morfológicas y de comportamiento. Sin embargo, el hecho de que fueran capaces de hibridarse sugiere que las dos especies, aunque separadas desde hace tiempo, siguen siendo genéticamente similares.

Una mezcla perfecta

Toews y sus colegas secuenciaron el genoma del híbrido del piranga y del pico picapinos y descubrieron que el pájaro tenía como madre a una picogrueso pechirrosado y como padre a una piranga escarlata. El híbrido, un macho de un año de edad, parece haber recibido una saludable dosis de genes de ambos progenitores: el pecho de color rosa y el vientre blanco de su madre y el pico largo y delgado de su padre.

El pájaro parece una mezcla perfecta de sus padres, dice Daniel Baldassarre, profesor asistente de SUNY Oswego que no participó en el descubrimiento. "Si sólo me mostraras una foto del híbrido sin contexto, probablemente podría haber adivinado cuáles eran las especies parentales".
Aunque el híbrido parecía sano, no está claro si el ave podrá reproducirse o no. No es infrecuente que los híbridos sean estériles, especialmente los híbridos de especies que no están estrechamente relacionadas. Sólo el tiempo dirá si este híbrido será capaz de transmitir su conjunto único de genes.

Híbridos como el de la piranga-picogrueso ilustran perfectamente lo difícil que es definir lo que es una especie, dice Baldassarre. Una especie suele definirse como un grupo de organismos formado por individuos capaces de intercambiar genes o cruzarse. La existencia de híbridos parece contradecir esta definición, pero no es tan sencillo.

"Las especies son definitivamente reales, pero a la gente le encanta discutir sobre cómo las definimos. Es un concepto muy complicado", dice Baldassarre.

(Relacionado: ¿Cuántas aves hay en el mundo?)

Más por descubrir

A pesar de su aparente rareza, los híbridos de especies de aves muy divergentes "aparecen cada vez más", dice Baldassarre. "Las aves se hibridan mucho, así que cuanto más busquemos esto, más vamos a encontrar", dice. Aunque sólo se ha documentado que el 16 por ciento de las especies de aves se hibridan con otras en la naturaleza, es posible que la hibridación esté más extendida de lo que se pensaba.

Encontrar todos los híbridos de aves que aparecen espontáneamente es una tarea de enormes proporciones, pero con la ayuda de observadores de aves como Gosser, puede ser posible.

"La forma en que se descubren muchos de estos híbridos es que alguien estaba observando aves y vio un pájaro raro y dijo: 'eso es un híbrido'", dice Baldassarre.

"Encontrar un pájaro híbrido, especialmente uno en el que las dos especies progenitoras nunca se han apareado, es probablemente un hallazgo único en la vida", dice Gosser. "Pero, como he descubierto, siempre es bueno comprobar todas las aves con las que te puedes topar porque nunca se sabe... Desde luego, mantendré los ojos abiertos".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
El cráneo de estas aves podría ser la clave de su éxito evolutivo
Animales
Así suena el canto del pájaro más ruidoso del mundo
Animales
Por qué algunos animales evolucionaron para inmolarse
Animales
Los animales con los hábitos de apareamiento de lo más sorprendentes
Animales
Descubren que las aves también tienen canas durante su vejez

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved