Animales

Una perra amamanta a una cría de leopardo del Amur

El leopardo del Amur es una de las subespecies más raras de leopardo y se encuentra en peligro de extinción.jueves, 9 de noviembre de 2017

Por Redacción National Geographic

Los guardas del zoo de la ciudad rusa de Vladivostok han dado una peculiar madre de acogida a un cachorro de leopardo del Amur: una golden retriever llamada Tessa, que ya tiene cuatro crías, pero que ha recibido al recién llegado con lametones y cariño. Gracias a la sana dieta que sigue, la leche de Tessa y un preparado especial suplementario, además de pequeños pedazos de carne de conejo, esta cría ya ha superado en tamaño a sus hermanos adoptivos. El zoo de Vladivostok decidió separar al cachorro de su madre como medida de protección, ya que esta se había comido a tres camadas anteriores.

Como gran felino en ciernes, el leopardo también necesita amigos de su tamaño. En 2015, quedaban 57 leopardos del Amur en Rusia, por lo que son una especie muy rara y escasa. Por eso el zoo ha juntado al leopardo con una leona y una tigresa. Estas compañeras de juegos tienen dos meses y medio y un tamaño similar al del leopardo.

«Aunque todos son grandes felinos, su conducta es completamente diferente», contó el veterinario Viktor Agafonov a CCTV+. «La tigresa es más sigilosa. Pero la leona... está casi siempre corriendo y jugueteando».

Los guardas del zoo también han juntado a este peculiar trío con un perro pastor de Asia central. Sergei Asnovin, director del zoo de Vladivostok, también contó a CCTV+ que el perro blanco y peludo tiene «buen pedigrí, buena sangre», y que es un buen compañero para los cachorros por su tamaño y su temperamento.

Los miembros de este cuarteto establecerán vínculos durante el próximo año y medio. Después, la amistad podría continuar dependiendo de cuánto aprecio se tengan.

Seguir leyendo