¿Eres capaz de distinguir a un jaguar de un leopardo?

Mucha gente confunde a estos dos depredadores. Pero en realidad hay muchos aspectos que les diferencian.lunes, 18 de diciembre de 2017

La diferencia entre un guepardo y un león está tan clara como la diferencia entre la noche y el día, pero ¿y entre un leopardo y un jaguar? No tanto. Ambos grandes felinos son depredadores por emboscada muy musculosos y de apariencia muy similar, de ahí que tanta gente tienda a confundirlos o a creer que son el mismo.

Diferencias de tamaño

Para empezar, los jaguares viven en Centroamérica y Sudamérica, donde son los grandes felinos de mayor tamaño, mientras que los leoaprdos son los grandes felinos de menor tamaño en sus hábitats de África y Asia.

Los jaguares son más grandes y voluminosos que los leopardos, pudiendo alcanzar un peso de hasta 115 kilogramos en comparación con los 80 de un leopardo. Los jaguares también tienen músculos enormes en la mandíbula, así como el mordisco más fuerte de los grandes felinos, según explica Boone Smith, investigador independiente de grandes felinos que trabaja en Idaho. 

La variación en el tamaño del cuerpo y la mandíbula probablemente se deba a que los jaguares y los leopardos viven en entornos diferentes, y por tanto tienen que cazar presas diferentes, según dice Don Moore, director del zoo de Portland, en un email. Ambos felinos son buenos nadadores, pero «a los jaguares les encanta el agua y comen caimanes y anacondas como parte de su dieta», unas presas que son depredadores por derecho propio y cuya captura requiere una fuerza increíble. Los leopardos tienden a evitar el agua y no suelen comer cocodrilos, sino que optan por cérvidos y otros mamíferos.

Sigue leyendo: ¿Nos quedaremos sin leopardos de las nieves salvajes?

Los reyes de la selva

También se puede decir que cada animal tiene sus propias manías personales. «Los jaguares tienen la arrogancia de un león africano. Son los reyes y lo saben», afirma Smith.

Vídeo relacionado: 

Grabados los sonidos de un leopardo del Amur salvaje por primera vez en la historia
POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA, SE HAN GRABADO EN VÍDEO, EN ESTADO SALVAJE, LOS SONIDOS DE UN LEOPARDO DEL AMUR, ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Aunque no suelen mostrar agresividad hacia las personas, si se enfrentan a un humano un jaguar «le hablará mucho», gruñendo en su dirección. Los leopardos, según dice, son directamente crueles, porque «no son los reyes de su jungla», afirma Smith. Tienen que andar atentos por si se acerca un depredador más grande, como el león. (Conoce la Iniciativa Big Cats de National Geographic.)

Sin embargo, el ser más peleones también significa que los leopardos son más atléticos: un leopardo puede subir a un impala a un árbol muy rápidamente, por ejemplo.

Sigue leyendo: Los jaguares, en peligro de extinción en México

Panteras negras

Las manchas de los jaguares y los leopardos, que se llaman rosetas, son círculos negros irregulares que se parecen a rosas, con centros dorados sobre un pelaje dorado. Sirven para camuflarse cuando se desplazan entre los árboles u otro tipo de vegetación. Los leopardos tienen rosetas más pequeñas y complejas que están más juntas. 

Tanto los leopardos como los jaguares pueden ser negros, una mutación que se suele denominar «pantera negra». Esa coloración se debe a un gen que produce un exceso de un pigmento llamado melanina.

Galería: Las imágenes más impresionantes de grandes felinos

Seguir leyendo