Islandia ha entrado en una nueva era volcánica

La península volcánica del país ha estado inactiva durante siglos. Pero los expertos afirman que los cambios tectónicos que han provocado las recientes erupciones y terremotos se vían venir desde hace tiempo.

Fotografiada el 11 de julio de 2023, la nube de gas del volcán Fagradalsfjall se extiende sobre la montaña Litli-Hrútur y se ilumina al atardecer. El humo de los incendios de musgo provocados por la lava sopla hacia el valle.

Fotografía de Mike Mezeul II Photography
Por Robin George Andrews
Publicado 26 jul 2023, 10:45 CEST

Además de por sus gélidas temperaturas, si por algo es conocida Islandia es por su feroz actividad volcánica. Durante siglos, la península volcánica occidental del país ha permanecido inactiva, pero una nueva era de actividad volcánica podría estar acechando en el horizonte.

El volcán Fagradalsfjall, un cráter elevado de lava burbujeante (de color amarillo brillante en una extensión de color gris oscuro) se ha convertido en la última erupción en anunciar dicho nuevo periodo de actividad volcánica en Islandia.

(Puedes ver una retransmisión en directo del volcán aquí).

La erupción anunció su llegada el 4 de julio de este año, cuando el suroeste de Islandia se vio sacudido por más de 2000 terremotos en tan sólo 24 horas. Poco después, la actividad sísmica disminuyó a medida que el magma ascendía a poca profundidad y finalmente dio paso a la roca fundida rezumante el 10 de julio.

Un río de lava se abre paso por el valle entre las montañas Keilir y Litli-Hrútur, en la península de Reykjanes.

Fotografía de Mike Mezeul II Photography

Situada junto a la pequeña montaña de Litli-Hrútur, esta erupción tiene lugar en Reykjanes, una península volcánicamente activa que se ha convertido en un destino popular entre los turistas que buscan ver la lava brotando por encima y vertiéndose sobre la superficie. Sin embargo, el lugar de la nueva erupción es potencialmente peligroso: podrían abrirse nuevas fisuras en las proximidades sin previo aviso, podrían formarse ríos de lava a gran velocidad, y el aire podría llenarse rápidamente de gases tóxicos, según la Oficina Meteorológica de Islandia.

Esta erupción es el tercer paroxismo volcánico consecutivo de la península, tras otros similares en 2021 y 2022, y es poco probable que sea el último.

Después de una erupción el verano pasado, Dave McGarvie, vulcanólogo de la Universidad de Lancaster (Reino Unido), declaró a National Geographic  que el reciente repunte de la actividad volcánica, "... podría anunciar el comienzo de décadas de erupciones ocasionales".

Una colada de lava arde, brillando en rojo a través de la negra roca volcánica. Aunque el Gobierno islandés ha advertido de que esta última erupción es peligrosa para los visitantes, la región es un destino popular para el turismo volcánico.

Fotografía de Chris Burkard, VERB PHOTO

Una vista aérea muestra la nueva erupción volcánica en Litli Hrútur. Los cambios geológicos suelen tardar miles de años, pero aquí en el volcán, donde se está formando nueva tierra, la tierra cambia rápidamente a medida que se abren fisuras y la lava fundida se derrama por el paisaje.

Fotografía de Karim Iliya, VERB PHOTO

Geología volcánica de Islandia

La península de Reykjanes se encuentra a unos 27 kilómetros al suroeste de la capital, Reikiavik. Se asienta sobre la dorsal mesoatlántica, en continua expansión, donde la placa norteamericana, al oeste, y la euroasiática, al este, se separan gradualmente. El magma supercaliente y gaseoso, menos denso que la roca circundante, a veces puede ascender a la corteza superficial sólo por la flotabilidad, pero todo ese estiramiento regional también crea grietas por las que puede infiltrarse roca fundida.

El caos subterráneo de la península parece manifestarse en brotes periódicos de vulcanismo. Los relatos históricos y los estudios de rocas volcánicas antiguas muestran que los periodos de reposo volcánico dan paso a fuertes despertares sísmicos y eruptivos en un ciclo que se ha repetido varias veces en los últimos milenios.

Aunque la región llevaba siglos inactiva desde el punto de vista volcánico, la desintegración tectónica que se está produciendo en las profundidades hace que las últimas erupciones se estén gestando desde hace tiempo.

Vista aérea del principal cono de ceniza formado por la erupción del volcán Fagradalsfjall en Islandia en 2023.

Fotografía de Mike Mezeul II Photography

Un ardiente nuevo comienzo

En los últimos años, varias láminas de magma han ascendido hacia la superficie, como indican la forma cambiante del suelo y los enjambres de terremotos, afirma Tobias Dürig, vulcanólogo de la Universidad de Islandia. Pero durante algún tiempo, estas serpientes magmáticas no vieron la luz del sol: su huida se vio obstaculizada por la pérdida de su propio impulso ascendente o porque la resistente corteza no ofrecía una escotilla de escape.

Sin embargo, cuando los terremotos empezaron a aumentar en frecuencia y fuerza a partir de finales de 2019, los científicos sospecharon que una erupción en algún momento del futuro parecía inevitable. Esto se confirmó de forma dramática el 19 de marzo de 2021, cuando la lava comenzó a brotar de una fisura de unos 500 metros de largo en un valle de la región de Geldingadalur.

Estos feroces incendios están proporcionando a los científicos una visión sin precedentes del tejido conectivo entre el abismo ígneo y el paisaje cubierto de lava. Sus esfuerzos ayudan a mejorar nuestra comprensión de las vísceras de la Tierra, de la cadencia volcánica de Islandia y de los peligros volcánicos de esta península.

Este artículo es una adaptación de un artículo publicado en 2022.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved