Dolly Parton, la estrella de country activista y apasionada de sus queridas Smoky Montains

Nos adentramos en la faceta más desconocida de la intérprete estadoundiense: su activismo medioambiental. Desde su casa en las montañas de Tennessee, la cantante asegura que maltratar a la Tierra es como "portarse mal con tu madre"".

Por Amy Alipio
Publicado 7 abr 2022, 14:09 CEST
Dolly Parton aparece en una foto publicitaria de 2008.

La música de Dolly Parton se inspira en el encanto desenfadado de las Smokies y su creatividad se canaliza a través de sus raíces del este de Tennessee. Aquí aparece en una foto publicitaria de 2008.

Fotografía de Gillian Laub

"Las Smokies siempre me llaman a casa", me cuenta Dolly Parton. No es la única.

Millones de fans acuden al lugar de nacimiento de la cantante estadounidense en Tennessee, aunque no muchos de ellos nacieron "en una pequeña cabaña de una sola habitación a orillas del río Little Pigeon", como la cantautora y también titán del turismo. 

El mes pasado, My Tennessee Mountain Home (su homenaje de 1972 al rincón de las Great Smoky Mountains del este de Tennessee donde creció) fue nombrada canción oficial del estado. Este galardón pone de manifiesto lo mucho que esta región ha inspirado a Parton a lo largo de los años y, también, lo mucho que la región se ha sido inspirado en ella.

En una foto de 1970, Dolly Parton actúa en el escenario. Su carrera abarca más de seis décadas e incluye canciones de éxito en las listas de country y pop, así como papeles en películas.

Fotografía de Richard E. Aaron, Redferns/Getty Images

Es un lugar donde, como canta en la canción, "la vida es tan tranquila como el suspiro de un bebé", donde "los grillos cantan en los campos cercanos". Y es un lugar al que la famosa cantante de country regresa no sólo para reponer fuerzas, sino para alimentar y compartir el encanto regional que alimenta su fenomenal creatividad y energía.

A sus 76 años, Dolly Parton parece trabajar mucho más que de 9 a 5, porque está en todas partes. Está en tu librería y en las noticias, en los premios de música country y en una caja de mezcla para hacer pasteles y hasta en la tienda de helados. A finales de este año, protagonizará una película navideña para televisión y sacará un nuevo álbum de música gospel.

Ha construido todo un imperio de la hostelería, centrado en Pigeon Forge, que incluye el parque de atracciones Dollywood, el complejo DreamMore, restaurantes y atracciones, todos ellos tematizados para celebrar el paisaje y la cultura de las Smokies, las montañas humeantes del sur de Estados Unidos.

Aunque a veces resulte difícil distinguir la naturaleza en medio de la ostentación turística y la cursilería, lo que impulsa a Parton es un auténtico deseo de invitar a los visitantes a "uno de los lugares más bellos del mundo", dice. "Cuando vengo aquí es una sensación como ninguna otra. Ha crecido, como deben hacerlo todas las cosas. Pero las Smokies nunca perderán su encanto y su magia".

La niebla matutina cubre el Parque Nacional de las Montañas Humeantes, el de mayor biodiversidad del sistema de parques nacionales de EE.UU.

Esto es lo que Parton ve en su hogar en las montañas de Tennessee, y lo que los viajeros pueden llevarse de una visita.

Nuestra señora de Tennessee

Nacida como la cuarta de 12 hijos, Parton empezó a cantar a los 10 años en la radio regional de Knoxville. De adolescente, ya era una estrella local. Al día siguiente de graduarse en el Sevier County High School en 1964, rebosante de ambición, partió hacia Nashville

Desde entonces, no ha dejado de actuar, y su estelar presencia la ha impulsado por todo el mundo y a través de variados géneros y plataformas, mucho allá de la industria musical. La galardonada serie de podcasts de 2019 Dolly Parton's America la apodó "la gran unificadora", citando la forma en que consigue reunir a un variado abanico de fans que, de otro modo, no podrían ni estar en la misma habitación sin llegar a las manos.

Sin embargo, sigue siendo una chica local. Lleva 57 años viviendo en Nashville con su discreto marido, Carl Dean, con el que se casó en 1966. Regresa varias veces al año al condado de Sevier, e incluso abre cada nueva temporada de Dollywood con una actuación y un desfile.

Izquierda: Arriba:

Parton ha escrito más de 3.000 canciones que atraen a fans de todo el mundo. Aquí actúa en Perth, Australia, en 2014.

Fotografía de Will Russell, Getty Images
Derecha: Abajo:

En Dollywood se exponen recuerdos de la carrera y los primeros años de la cantante.

Fotografía de William Widmer, Redux

Aquí, en el epicentro del Dollyverso, la influencia de Parton es evidente. En Knoxville, hay un colorido mural de ella en un callejón y una librería con una sección dedicada a libros y productos de Dolly. Hay un parque que lleva su nombre y una estatua de bronce en Sevierville que su padre visitaba regularmente para mantenerla limpia.

Pero su impacto va más allá de su imagen. La Fundación Dollywood concede becas universitarias a estudiantes de secundaria de la zona; un programa mensual de regalo de libros que comenzó para niños locales menores de 5 años se ha convertido en una elogiada iniciativa internacional llamada Imagination Library. Recientemente, Dollywood, el mayor empleador del condado de Sevier, anunció que pagaría la matrícula completa de los empleados que cursaran estudios superiores.

"Es muy activa en las causas que le llegan al corazón", dice Jessica Hall, directora ejecutiva de la American Eagle Foundation, que gestiona un santuario de águilas calvas en Dollywood, "y las Smoky Mountains, donde creció, es donde está su corazón".

El hogar de Dolly en la montaña

Puede que Parton sea omnipresente en el este de Tennessee, pero cuando mira a su alrededor ve un ecosistema único cuya belleza no tiene comparación.

"Tenemos las flores más radiantes, el mayor surtido de árboles", dice. "Las Smokies tienen un corazón propio. Es la forma en que fluye el agua, la forma en que suena y la forma en que se siente cuando te metes en ella. No sé si es sólo porque es mi hogar, pero realmente no creo que sea por eso. Creo que es uno de esos lugares especiales que Dios puso aquí para que los disfrutemos".

La luz del sol se cuela entre los árboles por encima de un arroyo en el Parque Nacional de las Montañas Humeantes, en Tennessee. Los bosques cubren el 96% del parque.

Los visitantes se sorprenderán al saber lo especial que es este lugar. Las Great Smoky Mountains son el parque con mayor biodiversidad del sistema de parques nacionales de Estados Unidos. Las Smokies albergan más de 1400 variedades de plantas con flor y un centenar de especies de árboles (más que toda Europa).

"Yellowstone es conocido por los géiseres, las Smokies son conocidos por su diversidad vegetal", dice Matt Auberle, director general de Pink Adventure Tours, que ofrece visitas guiadas al parque nacional en un jeep rosa.

(Relacionado: Yellowstone cumple 150 años y los celebramos con nuestras mejores fotografías)

Los numerosos arroyos que contribuyen a alimentar esta abundancia (desde la cabecera del río Pigeon hasta el arroyo Le Conte) atraen a lugareños y visitantes para practicar kayak, pesca y natación.

Las letras de Parton sirven de guía: desde Clingman's Dome, el punto más alto del parque, se puede contemplar "la luz de una clara mañana azul" mientras se desvanece en "luciérnagas brillantes cuando caen las sombras de la noche". Y allí, "en la cima de una colina lejana, un águila despliega sus alas".

"Seguro que de pequeña vio águilas calvas y otras aves de presa en su casa de las Montañas Humeantes", dice Hall. En sus instalaciones de Dollywood, la American Eagle Foundation rescata y rehabilita águilas calvas, búhos, buitres y otras aves heridas y huérfanas. Si no pueden ser devueltos a la naturaleza, encuentran un hogar como embajadores educativos para los más de tres millones de personas que visitan Dollywood cada año.

En una foto de 1977 de la colección de imágenes de National Geographic, Parton se encuentra con una joven fan con una muñeca Dolly. Una de las iniciativas filantrópicas de Parton es la Imagination Library, un programa de regalo de libros que apoya la alfabetización de los niños.

"Hasta la fecha hemos liberado más de 180 águilas calvas en las Montañas Humeantes", dice Hall. "Es increíble: hemos hecho un seguimiento de nuestras águilas calvas en Ohio y Florida. Estamos convencidos de que hemos desempeñado un pequeño pero importante papel en la repoblación de la especie de águila calva en el Sur."

Hall señala que Dollywood, como mayor patrocinador corporativo de la fundación, "ha sido fundamental para nuestro éxito". La organización planea abrir una nueva instalación pública en Sevierville en la primavera de 2023 que, según ella, será el mayor centro de educación y rehabilitación de águilas calvas del país. También incluirá una estación de paso para las mariposas monarca migratorias. "En honor a Dolly", dice Hall.

Parton ha adoptado a la encantadora y gentil mariposa como su símbolo y musa. "Cuando era pequeña, me alejaba persiguiendo mariposas en el bosque, así que ellas tenían que venir a buscarme", dice Parton. "Siempre me relacioné con ellas porque sentía que eran inofensivas y que tenían colores, algo así como lo que creo que soy yo. Creo que están destinadas a ser mías".

Ahora las imágenes de mariposas decoran el parque temático, el complejo turístico, sus trajes para las alfombras rojas e incluso su cuerpo. "Sí, tengo un tatuaje de mariposa", dice riendo. (No, no nos deja verlo).

En tierra sagrada

Parton ha dicho que uno de sus primeros recuerdos es el de su madre cantando viejas baladas de montaña. "Siempre tuvimos nuestra propia música de montaña en las Smokies. Todavía la tenemos. Y creo que siempre la tendremos", me dice. La herencia musical del Sur es una de las cosas que Parton trabaja para preservar en Dollywood, donde músicos de bluegrass, country y gospel actúan a diario por todo el parque. 

La banda sonora no se limita a la tradición: otros ritmos también tienen cabida aquí. "Hay música diferente [ahora], pero sigue siendo parte de las Smokies, aunque sólo sea porque se hace aquí, en las Smokies", dice Parton. "Te sientes como si estuvieras en tierra sagrada".

El sol se pone sobre el Parque Nacional de las Montañas Humeantes en Tennessee. La biodiversidad de la región ofrece una gran cantidad de plantas y aves, algunas de las cuales menciona Parton en sus canciones.

Respetar la música, la tierra, la gente... todo eso está en el corazón de las esperanzas de Parton para el futuro. Parton no tiene miedo de pisar fuerte cuando se trata de cuidar el medio ambiente: su mensaje es claro y lo amplía cada vez más allá de sus viajes. ¿Cómo podría estar equivocada?

"Deberíamos prestar más atención. Estamos maltratando a la madre naturaleza; es como portarte mal con tu madre", dice Parton. "Tenemos que cuidar mejor las cosas que Dios nos dio gratuitamente. Y que nosotros estropeamos gratuitamente". 

 

Amy Alipio es editora adjunta de Nat Geo Travel. Síguela en Twitter e Instagram.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
¿Es la ciudad de sultanes de Granada la maravilla más desconocida del siglo XXI?
Viaje y Aventuras
Descubre los últimos lugares del planeta con “silencio natural”
Viaje y Aventuras
Explora 13 000 años de historia humana en esta remota isla de California
Viaje y Aventuras
Las raíces mundiales del jardín secreto de María Antonieta
Viaje y Aventuras
Danza hula de Hawái: una historia de apropiación, corrupción y renacimiento

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved