Guía paso a paso de cómo actuar si te encuentras con un animal salvaje

¿Deberías acurrucarte y hacerte pequeño o parecer grande y peligroso? Estos consejos de expertos podrían salvarte la vida, ya sea en un sendero o en el jardín de tu casa.

Por Dina Fine Maron
Publicado 18 ago 2023, 12:01 CEST, Actualizado 30 ago 2023, 15:50 CEST
Cómo defenderse de un animal salvaje

Los ataques de animales salvajes son poco frecuentes, pero saber cómo reaccionar ante distintos animales salvajes podría salvarte de un encuentro potencialmente mortal.

Fotografía de Corey Arnold

Los encuentros inesperados con animales salvajes pueden ocurrir en el jardín de casa, de excursión, en el agua o durante las vacaciones. Aunque los ataques de animales son raros, ciertas actividades humanas pueden desencadenarlos o ayudar a prevenirlos. He aquí las mejores prácticas y consejos de expertos que pueden ayudarte a salvar la vida.

Los mejores consejos: Si te encuentras con un oso (o él se encuentra contigo), el Servicio de Parques Nacionales de EE.UU. (NPS, por sus siglas en inglés) te aconseja que te quedes donde estás o te apartes lentamente. No corras ni grites. No te subas a un árbol, ya que tanto los osos pardos como los negros también pueden trepar. En lugar de eso, hazte pasar por una presa difícil y grande: agita lentamente los brazos para parecer grande e intenta mantener la calma. Habla en voz alta, tanto para calmarte como para indicar al oso que eres humano, aconseja la agencia.

En caso de ataque: Si te ataca un oso pardo, el NPS dice que debes hacerte el muerto, tumbado con el estómago hacia abajo (ya que se abre más fácilmente) y dejarte la mochila puesta (si la llevas) para protegerte mejor. El consejo es diferente para los osos negros más pequeños: no te hagas el muerto. En lugar de eso, intenta escapar o defenderte, dice el NPS, añadiendo que debes concentrar tus golpes en la cara y el hocico del animal.

Mejor prevenir: Haz mucho ruido en la zona de los osos para no asustar a los animales y evita las fuentes de alimento, como los arbustos de bayas. Guarda bien la comida y la basura y viaja en grupo. Con los osos y todos los animales, nunca te interpongas entre una madre y sus crías.

(Relacionado: Animales salvajes y asilvestrados, cuál es la diferencia)

Qué hacer si ves un caimán

Los mejores consejos: Los animales domésticos parecen presas apetitosas para los caimanes (tienen un tamaño ideal), así que evita nadar con tu perro y mantén a tus mascotas alejadas de aguas donde se hayan visto caimanes en el pasado. Es importante atarlas y mantenerlas alejadas del agua, y el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas (Estados Unidos) incluso aconseja a la gente que mantenga a las mascotas dentro de una zona vallada o en casa durante unos días después de haber avistado un caimán, ya que los reptiles tienen un gran sentido del olfato.

En caso de ataque: La mejor defensa es golpear al caimán en los ojos y en la cabeza. Con estos golpes, intenta que el animal tenga arcadas y te suelte. Cuando el animal abra la boca para recolocarse, aprovecha el momento y huye. Huye en línea recta tan rápido como puedas. Para atrapar a una presa cercana, los caimanes pueden correr hasta 56 kilómetros por hora en tierra, según el Departamento de Parques y Vida Salvaje de Texas, por lo que la velocidad es esencial.

Mejor prevención: Evita nadar por la noche, cuando los caimanes están más activos, sugiere la Comisión de Conservación de la Pesca y la Fauna de Florida, y nunca intentes alimentar a los animales ni nadar en zonas donde haya advertencias.

Mantente alejado de las aguas frecuentadas por caimanes, y si detectas uno cerca, mantén a tu mascota dentro de casa durante unos días.

Fotografía de David Doubilet

Qué hacer si ves un puma

Los mejores consejos: Aléjate en silencio si el animal no parece haberse fijado en ti, pero si ya lo ha hecho intenta parecer grande levantando los brazos lentamente o abriéndote la chaqueta por encima de la cabeza, sugiere la Humane Society of the United States. Si por casualidad tienes un paraguas, ábrelo y ciérralo rápidamente mientras miras al puma para intentar ahuyentarlo.

"A mí me gusta aplaudir fuerte y gritar al mismo tiempo. Enfréntate al felino y muéstrate agresivo: da dos pasos rápidos hacia él o incluso embiste al animal, que es la mejor forma de echarlo a correr", dice Mark Elbroch, Director del Programa de Pumas de Panthera, un grupo mundial de conservación de la fauna salvaje. No huyas, añade, ya que los grandes felinos siempre pueden dejar atrás a los humanos.  "No pierdas de vista al animal. No apartes la mirada. Si el puma se acerca y ninguna de esas tácticas ha funcionado, lánzale objetos como piedras o botellas de agua."

Mejor prevenir: Estate atento a las señales del gran felino, como marcas de garras y excrementos en las rutas de senderismo, y selecciona zonas de acampada alejados de salientes de rocas y acantilados o matorrales espesos.

En caso de ataque: Si el animal ataca, defiéndete como puedas.

Muéstrate agresivo y haz ruidos fuertes si te encuentras con un puma. Estos animales, también llamados leones de montaña, suelen sentirse intimidados por los humanos.

Fotografía de Charlie Hamilton James
Unos excursionistas se encuentran cara a cara con un puma

Qué hacer si ves un bisonte

Los mejores consejos: Los ataques de bisonte son raros, pero pueden ser mortales. Estos animales pueden desplazarse a una velocidad de 50 km/h o más, saltar vallas altas y son buenos nadadores. Si es posible, quédate en tu vehículo y no camines hacia el animal para verlo más de cerca. Si parece que se ha fijado en ti, estás demasiado cerca y debes retroceder lentamente, según la División de Recursos de Fauna y Flora Silvestres de Utah.

Mejor prevenir: Mantente a una distancia mínima de unos 20 metros y, preferiblemente, quédate en el coche.

En caso de ataque: Huye.

(Relacionado: El bisonte americano: el retorno de un icono cultural)

Qué hacer si ves un coyote

Los mejores consejos: Al igual que con los osos, haz ruidos que alerten a los animales de tu presencia y, si aun así se acerca alguno, intenta parecer grande y agita los brazos, según el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California.

En caso de ataque: Según la Humane Society of the United States (Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos), sólo se han registrado dos casos de muerte de personas a manos de coyotes en Estados Unidos y Canadá. Si un coyote muerde a una persona, es probable que haya que retirarlo de la naturaleza y someterlo a pruebas de detección de la rabia, por lo que debes informar inmediatamente de cualquier ataque a las autoridades locales.

Mejor prevención: No alimentes nunca a los coyotes. Mantén a las mascotas dentro de casa por la noche y asegura la basura y la comida. Las luces que se activan con el movimiento y las vallas eléctricas para proteger mejor al ganado son también elementos disuasorios clave para los encuentros con coyotes. 

Qué hacer si ves un alce

Los mejores consejos: No intentes nunca dar de comer a un alce ni lo veas de cerca, y asegúrate de llevar a las mascotas atadas cerca de los animales. Al igual que con los osos, intenta hacer ruido si estás en un hábitat conocido de alces, y si ves uno, aléjate lentamente en la dirección por la que viniste, habla e intenta mantener la calma. El Departamento de Caza y Pesca de Alaska señala que cada año hay más personas heridas por alces que por osos en el estado.

En caso de ataque: Si un alce te ataca, tanto la División de Recursos de Vida Silvestre de Utah como las autoridades de Alaska sugieren esconderse detrás de un objeto sólido y grande, como un árbol, o buscar refugio dentro de un vehículo o edificio. Sin embargo, si el animal te derriba, "hazte un ovillo, protégete la cabeza y quédate quieto hasta que el alce se retire", aconsejan las autoridades de Utah. No vuelvas a moverte hasta que el alce se haya alejado.

Mejor prevención: Mantén las distancias.

Cualquier lugar es bueno para una lucha callejera entre alces
Un alce macho son más de 590 kilos de lujuria concentrada y cuando huele una hembra en celo no le para ni el urbanismo ni un rival. Imágenes de la serie 'El club de la lucha animal'.

Unos turistas se detienen a fotografiar un alce en el Parque Nacional de Denali, en Alaska. En ese estado, cada año resultan heridas más personas por los alces que por los osos, y es importante dar esquinazo a este gran animal.

Fotografía de Aaron Huey

Qué hacer si ves una serpiente

Los mejores consejos: Las serpientes no suelen atacar a menos que se las provoque, así que déjalas tranquilas y procura dejarles espacio cuando estés en el campo. Si hay una en casa, lo mejor es desalojar la habitación, cerrar la puerta, meter una toalla en la rendija y pedir ayuda a un profesional.

En caso de ataque: Lo mejor es dar por hecho que la serpiente es venenosa. No hagas un torniquete ni intentes succionar el veneno, aconsejan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Siéntate o túmbate y mantén la calma mientras esperas ayuda. Si es posible, toma una fotografía de la serpiente desde una distancia segura para facilitar el tratamiento, dicen los CDC. Si es posible, limpia también la herida, cúbrela y marca en la piel el borde de la zona afectada con la hora.

Mejor prevención: Nunca cojas una serpiente, aunque creas que está muerta. Lleva calzado grueso y pantalones largos si vas de excursión por zonas con serpientes, y pincha el suelo delante de ti con un palo largo siempre que sea posible.

Los mejores consejos: Los tiburones son más activos por la noche o durante el crepúsculo, así que mejor date un chapuzón durante el día y mantente rodeado de gente. No dejes que tus mascotas entren en aguas frecuentadas por tiburones y no entres en ellas si estás sangrando o menstruando. La ropa de colores llamativos también puede atraer la atención de los tiburones, advierte la Comisión de Conservación de la Pesca y la Fauna de Florida.

En caso de ataque: "Si ves un tiburón a tu alrededor, sal del agua lo más tranquila y rápidamente que puedas. Muchas de estas especies son depredadores de emboscada, como los tiburones blancos, así que a menudo no hay mucho que se pueda hacer una vez que se ha producido el ataque; todo es cuestión de prevención", dice Luke Warwick, biólogo marino y director del programa de tiburones y rayas de la Wildlife Conservation Society. Si te atacan, la parte más sensible de un tiburón es la nariz, que es un conjunto de nervios, y los ojos. "Yo atacaría la nariz, los ojos y las branquias. Son las partes más blandas que necesita para sobrevivir".

Mejor prevenir: Si vas a meterte en aguas donde puede haber tiburones, la mejor forma de evitarlos es nadar sólo durante el día. "Si te metes en el agua al amanecer y al atardecer, el riesgo es mayor", dice Warwick. "Es cuando los peces tienden a alimentarse, y los tiburones se alimentarán de ellos, y las luces también están más bajas", dice. Si se ve a uno de estos animales, es fundamental mantener la calma, ya que a los tiburones les atraen los movimientos que se asemejan a los de los peces que se agitan. La mayoría de los ataques a humanos son casos de confusión de identidad o ataques oportunistas de tiburones viejos o enfermos, añade Warwick. Los humanos no estamos tan rellenos, no tenemos grasa. 

Las secuelas de un ataque de un tiburón
Este surfista sufrió un ataque de un tiburón que le dejó secuelas físicas permanentes, pero eso no le impidió volver a surcar las olas. Imágenes de la serie 'El ataque de los tiburones'.

Los tiburones que buscan su próxima comida rara vez atacan a los humanos; hay mejores opciones de comida ahí fuera. Aquí, un tiburón tigre recorre el fondo marino en Tiger Beach, un popular lugar de buceo en las Bahamas.

Fotografía de Brian Skerry

Qué hacer si ves leones o guepardos

Los mejores consejos: Si te encuentras con un león descansando, aléjate. Por lo general, los leones que están descansando seguirán haciéndolo mientras no despiertes su interés, dice Kim Young-Overton, directora del programa Kaza y Guepardo de Panthera. Es poco probable toparse con un guepardo a pie, ya que estos animales suelen evitar a los humanos.

Los guepardos o leones curiosos pueden acercarse a un vehículo de safari para olerlo, masticar partes de él o incluso subirse a él. "Estos encuentros son muy raros, pero ocurren: estás en su territorio y a su merced", dice Young-Overton. "Lo mejor es mantener siempre todas las extremidades dentro del coche, arrancar el vehículo y alejarse con cuidado de cualquier animal que parezca querer interactuar con el vehículo o subirse a él, antes de que lo haga".

Un guepardo curioso puede alargar la pata para tocar a una persona o su cámara, añade, pero es importante no reaccionar y permanecer quieto hasta que el animal pierda el interés. Por supuesto, no hay que intentar tocar al guepardo. "Los guepardos no suelen ser agresivos con los humanos", pero incluso un manotazo juguetón puede causar una herida profunda o una laceración, advierte Young-Overton.

Los leones, sin embargo, son más grandes y audaces, y un solo zarpazo puede herir gravemente o matar a un humano. Si te encuentras con uno, mantén la calma, evita el contacto visual y no intentes correr ni tocar al animal. "Si puedes alejarte del león con cuidado y despacio para ponerte a salvo sin darle la espalda, quizá merezca la pena hacerlo. De lo contrario, quédate quieto, minimiza todo movimiento y espera".

En caso de ataque: Los ataques de guepardos son extremadamente raros. Si un león decide atacarte, lo único que puedes hacer es hacerte lo más grande posible, mantenerte firme o incluso moverte con determinación hacia el león mientras gritas y haces mucho ruido. No le des la espalda ni corras.

Mejor prevenir: No intentes acercarte a estos animales y permanece en tu vehículo.

Es importante permanecer quieto si un guepardo se sube a tu vehículo y esperar hasta que el animal pierda interés. Aquí, el videógrafo Chris Eckstrom observa a un guepardo en el techo de un vehículo de safari en la Reserva Nacional Masai Mara de Kenia.

Fotografía de Frans Lanting, Nat Geo Image Collection

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved