Conoce a algunas de las reinas más feroces del reino animal

¿Qué tienen en común las orcas, los bonobos y las hormigas cortadoras de hojas? Todas recurren a las hembras de la especie para sobrevivir y prosperar.

Un bonobo descansa sobre el tronco de un árbol en la Reserva de Bonobos de Kokolopori, en la República Democrática del Congo. Los bonobos se encuentran entre las especies animales que buscan el liderazgo en sus hembras.

Fotografía de Christian Ziegler, Nat Geo image collections
Por Rachel Fobar
Publicado 9 feb 2024, 13:14 CET, Actualizado 16 feb 2024, 12:22 CET

Todos hemos oído que los leones son los reyes de las fieras, pero ¿quiénes son las reinas?

Las hienas manchadas son unas de las reinas más feroces de la naturaleza. No sólo son más grandes y a menudo más agresivas que sus congéneres masculinos, sino que también lideran clanes de entre seis y noventa miembros y cuidan de sus crías durante más tiempo que cualquier otro depredador africano.

No son las únicas: el reino animal está lleno de sociedades dirigidas por mujeres. Desde uno de los animales más grandes de la tierra hasta uno de los más poderosos del mar (e incluso algunos de los insectos más diminutos del mundo), numerosas especies sobreviven y prosperan gracias a fuertes líderes femeninas que enseñan técnicas de supervivencia, resuelven conflictos e incluso sacrifican sus cuerpos por el bien del grupo.

Así funciona el matriarcado de las hienas

Elefantes de la sabana africana

Entre los elefantes de la sabana africana, las hembras de mayor edad y tamaño son depositarias de la sabiduría en la hermandad animal por excelencia. Muchos elefantes pasan toda su vida junto a sus madres y abuelas. Pero estas matriarcas no son autócratas: los miembros de la familia hacen sugerencias y discuten planes de acción.

Las hembras jóvenes aprenden estas habilidades de liderazgo "cuidando" a las crías, respondiendo a los gritos de angustia de los bebés y ayudando a los recién nacidos a aprender a ponerse de pie, caminar y nadar.

Una matriarca elefante y su hija abrazan a un elefante toro. Entre los elefantes de la sabana africana, las hembras de mayor edad y tamaño lideran sus familias y transmiten su sabiduría a las hembras más jóvenes.

Fotografía de Michael Nichols, Nat Geo Image Collection

Hormigas cortadoras de hojas

Las colonias de hormigas cortadoras de hojas constan de hasta ocho millones de individuos, todos los cuales dependen de una única reina. La reina gobierna a sus obreras en complejas cámaras subterráneas de hasta 4,5 metros de ancho y 4,8 metros de profundidad.

Una reina puede vivir hasta 20 años, durante los cuales produce hasta 200 millones de crías y encarga al resto de la colonia su cuidado y crianza.

Las colonias de hormigas cortadoras de hojas están gobernadas por una sola reina, como ésta posada en una hoja. No da órdenes a la colonia, pero es la única que se reproduce.

Fotografía de Vinícius Rodrigues de Souza, Getty

Bonobos

Las sociedades de bonobos, parientes más cercanos de los humanos, están lideradas por hembras que forjan fuertes amistades y son en gran medida pacíficas. Pasan gran parte de su tiempo acicalándose, comiendo y socializando.

Sin embargo, cuando un macho acosa a una hembra, amenazando su armoniosa comunidad, un grupo de hembras puede unirse y atacar al agresor.

Uno de los juegos favoritos de los progenitores bonobos con sus crías es balancearlas sobre sus pies y manos, a veces con un poco de cosquillas. Sus sociedades están dirigidas por hembras, que dan prioridad a la formación de relaciones sólidas.

Fotografía de Christian Ziegler, Nat Geo Image Collection

Orcas

En las manadas de orcas, la abuela es la que más sabe; su presencia aumenta la supervivencia de las crías. La muerte de una abuela tiene "un impacto enorme en su grupo familiar", afirma el ecólogo evolutivo Dan Franks. De hecho, las investigaciones han demostrado que durante los dos años siguientes a la muerte de una abuela orca, el riesgo de muerte de las orcas jóvenes aumenta drásticamente.

También sobrevive a sus años de reproducción, lo que la convierte en una de las pocas especies conocidas que pasan por la menopausia. Aunque las orcas hembra dejan de reproducirse en torno a los 40 años, pueden vivir hasta 90 años, mientras que los machos viven unos 50 años.

Una familia de orcas se alimenta de arenques. Los científicos están aprendiendo más sobre el papel fundamental que desempeñan las orcas hembras en sus familias (especialmente las abuelas) para mantener a salvo a las orcas jóvenes.

Fotografía de Brian Skerry

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved