¿Qué fue la Guerra Fría?

Los 45 años de enfrentamiento entre Occidente y la URSS terminaron con la disolución de la Unión Soviética. Algunos dicen que podría empezar otro similar a medida que aumentan las tensiones con Rusia.

El presidente John F. Kennedy, en la televisión de unos grandes almacenes en 1962, anuncia el ...

El presidente John F. Kennedy, en la televisión de unos grandes almacenes en 1962, anuncia el bloqueo de Cuba durante la crisis de los misiles cubanos, un momento decisivo en la Guerra Fría.

Fotografía de Ralph Crane, Life Magazine/The LIFE Picture Collection/Getty

Entre 1946 y 1991, Estados Unidos, la Unión Soviética y sus aliados se enzarzaron en un largo y tenso conflicto conocido como la Guerra Fría. Aunque las partes estaban técnicamente en paz, el periodo se caracterizó por una agresiva carrera armamentística, guerras subsidiarias y pujas ideológicas por el dominio del mundo.

Los orígenes de la "Guerra Fría"

El término guerra fría existía desde la década de 1930, cuando se utilizaba para describir las relaciones cada vez más tensas entre los países europeos. En 1945, poco después de que Estados Unidos utilizara la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki, el escritor George Orwell utilizó el término en un ensayo que exploraba lo que la bomba atómica significaba para las relaciones internacionales. La bomba era una amenaza tan grande que probablemente acabaría con las guerras a gran escala, escribió Orwell, creando "un estado que era a la vez inconquistable y en un estado permanente de 'guerra fría' con sus vecinos".

La predicción de Orwell de una "paz que no es paz" se hizo realidad en pocos meses. Con la intención de conservar el poder tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y la URSS se miraban con recelo y se apresuraban a crear y consolidar aliados. La "Guerra Fría" pronto ganó popularidad gracias al afamado periodista Walter Lippmann, que exploró su significado mientras el mundo elegía rápidamente un bando en una lucha ideológica entre el capitalismo y el comunismo.

Izquierda: Arriba:

Un astronauta prepara un experimento en la Luna.

Fotografía de NASA
Derecha: Abajo:

A partir de la década de 1950, Estados Unidos y la URSS se adentraron en la Carrera Espacial, añadiendo otro escenario a la competición de la Guerra Fría por ser el más preparado militarmente. A la izquierda, un astronauta prepara un experimento en la Luna. A la derecha, el Sputnik de la Unión Soviética, el primer satélite.

Fotografía de Mark Thiessen, Nat Geo Image Collection

La ideología (y el poderío militar) cobró cada vez más importancia para ambos países a partir de 1947, cuando el presidente Harry Truman solicitó al Congreso fondos para reforzar las economías en dificultades de Turquía y Grecia en un intento de contener la influencia soviética. La Doctrina Truman, como se denominó, fue la primera salva de una política de contención que duró décadas y en la que Estados Unidos apoyó e intervino en Estados no comunistas.

La carrera armamentística

Mientras un "telón de acero" ideológico separaba a la Unión Soviética y sus estados satélites del resto de Europa, Estados Unidos y la URSS se embarcaron en una carrera armamentística, invirtiendo billones de dólares en la acumulación de arsenales nucleares y compitiendo por la exploración del espacio. En 1962, ambos países tenían defensas antimisiles apuntando el uno al otro. Ese año, la crisis de los misiles en Cuba acercó a ambos países al conflicto real más que cualquier otro acontecimiento de la Guerra Fría.

(Relacionado: La humanidad sigue estando a 100 segundos del apocalípsis)

Múltiples guerras indirectas sustituyeron al conflicto real entre Estados Unidos y la Unión Soviética. La Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam y una serie de otros conflictos armados, durante los cuales ambos bandos financiaron un bando de la guerra o lucharon directamente contra una fuerza comunista o capitalista, se consideran todos ellos conflictos colaterales de la Guerra Fría. Ambos bandos también financiaron revoluciones, insurgencias y asesinatos políticos en América Central, África, Asia y Oriente Medio.

Aunque la Guerra Fría terminó con la disolución del bloque soviético en la década de 1980 y la caída de la Unión Soviética en 1991, sigue afectando a la geopolítica moderna. Como última superpotencia que queda, Estados Unidos mantiene alianzas de gran alcance, grandes inversiones en armamento y puestos militares internacionales. La OTAN, una alianza entre Estados Unidos y los países de Europa Occidental, creada al principio de la Guerra Fría, sigue teniendo poder político. En la actualidad, el aumento de las tensiones entre Rusia y Occidente ha sido calificado como una segunda Guerra Fría.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
El Tratado de Versalles puso fin a la Primera Guerra Mundial y desató la Segunda
Historia
¿Por qué la guerra de Corea nunca terminó, técnicamente?
Historia
¿Cuáles fueron las causas y consecuencias de la Primera Guerra Mundial?
Historia
La migración humana: consecuencia de guerras, desastres y, ahora, del clima
Historia
El oficial ruso que evitó una catástrofe nuclear en la Guerra Fría

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved